El Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales invertirá en el Cinca Medio 7 millones de euros

Alrededor de doscientas poblaciones aragonesas se beneficiarán de las actuaciones puestas en marcha por el Gobierno de Aragón a través del Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales. Este Plan, que coordinará el Instituto Aragonés del Agua, dependiente del Departamento de Medio Ambiente, y ejecutará la empresa Sodemasa, alcanzará a todos los municipios de más de mil ?habitantes equivalentes?, (entre trescientos y quinientos reales).

En lo que se refiere a la Comarca del Cinca Medio, el Plan contempla depuradoras en Fonz, Alcolea de Cinca, Binaced y San Miguel de Cinca, con una inversión de casi siete millones de euros, que además permitirá depurar el 90% de las aguas residuales.

Según el Director del IAA, Alfredo Cajal, con este nuevo Plan Especial, Aragón depurará el 90 % de sus aguas residuales, frente al 60 % al actual. Depurar todas las aguas residuales de Aragón supone un gran esfuerzo económico, dada la dispersión geográfica de las poblaciones, la baja densidad demográfica y el gran número de localidades con bajo censo.

Sin embargo, el Departamento de Medio Ambiente, recogiendo el sentir de los aragoneses, entiende que la calidad de las aguas y la conservación de los ríos son una prioridad no sólo para la sostenibilidad del medio natural, sino también para asegurar la calidad de vida en un territorio donde el agua en un bien tan preciado.

El esfuerzo económico que cuesta depurar las aguas se reparte de manera solidaria con el Canon de Sanamiento, que tiene una tarifa única para todo Aragón (con dos tipos; uso doméstico e industrial). El precio único garantiza que las poblaciones pequeñas puedan hacer frente a la construcción y mantenimiento de las instalaciones. El nuevo Plan Especial requerirá la actualización del Canon de Saneamiento, y su aplicación, a partir del 1 de julio de 2005, en aquellos municipios donde todavía no se tributa.

Comentarios