Despega el proyecto AVIÓN rumbo a ARCO

200502022 Avión.jpg

El artista Eduardo Cajal ha presentado en Huesca el proyecto AVIÓN. Se trata de una nave cultural que se trasladará mañana a Madrid para ser uno de los espacios estrella de ARCO. El original habitáculo se utilizará en la inauguración y el resto de feria acogerá encuentros sobre arquitectura y arte en general.

El proyecto AVIÓN ha consistido en salvar la estructura de esta aeronave accidentada en el año 1992. En su interior tan sólo queda la estructura, lo que permite dotar un espacio que será utilizado como sala de exposiciones y performances.

Llama la atención la historia de este avión. Se accidentó en 1992 en Granada y posteriormente se llevó a una chatarrería. Eduardo Cajal lo recuperó por casualidad en un viaje.

Las dimensiones del avión no son las originales. En principio medía 33 metros y ahora, tras la recuperación como espacio artístico, se ha quedado en 24. La superficie que genera esta longitud acogerá encuentros sobre arquitectura, teatro contemporaneo y presentaciones culturales de las embajadas británica, francesa y belga.

Esta original sala, aunque no lo parezca tiene espacio expositivo. Lo encontramos en el suelo. Su superficie de cristal permitirá que bajo él se coloquen maquetas, videos o lo que el movimiento artístico pida.

El proyecto AVIÓN es un proyecto basado en la recuperación por reciclaje y cambio de uso (metamoforfosis) de un avión DC-9 accidentado en el aeropuerto de Granada el 30 de marzo de 1992.El fuselaje del avión fue traslado a Huesca con el fin de estudiar un proyecto de recuperación.

El proyecto AVIÓN se presenta en si mismo como pieza para la relativización espacial (dentro-fuera) y percepción de la transformación (metamorfosis) y renacer del objeto de su nuevo medio (adaptación).

250 Galerías de Vanguardias Históricas, Arte Moderno, Contemporáneo, Emergente y Experimental (pintura, escultura, instalación, fotografía, vídeo y nuevos soportes tecnológicos, obra gráfica, dibujo y múltiples), de las que aproximadamente 100 son españolas y 150 extranjeras participan del 10 al 14 de este mes en Arco 2005.

Rosina Gómez-Baeza, directora de ARCO desde la edición de 1987, subrayó la importancia del carácter aperturista de esta feria, y de la concurrencia de público, si bien reconoció que este año los tiempos de la entrada general se han reducido para "dar más tiempo y espacio a los profesionales", mientras que las tarifas de entrada son mayores para evitar masificaciones. Así, el día de la inauguración, el 9 de febrero, las puertas de ARCO se abrirán sólo a los profesionales desde las once de la mañana hasta las nueve y media de la noche, y no será hasta el jueves 10 -día de "Prémiere"- a las cinco de la tarde cuando pueda entrar el público, si paga los treinta euros (20 para estudiantes) que cuesta esta primera jornada. El viernes 11 y el sábado 12 la entrada baja a 28 euros (19 para estudiantes), mientras que el domingo 13 y el lunes 14, últimos días, cuesta 24 euros (17 estudiantes).

Comentarios