CHA critica a la DGA por “pasividad” ante los riegos de la Litera Alta

Chunta Aragonesista critica a los sucesivos Gobiernos de Aragón por la que consideran ?pasividad? ante los riegos de la Litera Alta, asunto sobre el que existe consenso político y social. Esta formación política añade que el Gobierno central reconoce que la reserva de caudales del río Noguera-Ribagorzana para estos regadíos se inició el 30 de julio de 2002, es decir, 10 años después de la firma del Pacto de Piñana y que, a fecha de hoy, se encuentra todavía pendiente de resolución.

El portavoz de Agricultura de CHA en las Cortes, Salvador Ariste, ha criticado a los sucesivos gobiernos aragonés y español y a los partidos PSOE, PAR y PP, que los han sustentado desde 1992, por su ?dejadez para impulsar los regadíos de la Litera Alta en cumplimiento del Pacto de Piñana?. En respuesta a una pregunta formulada por el grupo de CHA en el Congreso, el Gobierno reconoce que la reserva de caudales del río Noguera-Ribagorzana para estos regadíos se inició el 30 de julio de 2002, es decir, 10 años después de la firma del Pacto de Piñana* y que, a fecha de hoy, se encuentra todavía pendiente de resolución.

?Es lamentable que, teniendo el agua y todo el apoyo social y político, no se hayan hecho los deberes para hacer realidad este proyecto?, afirma Ariste, que recuerda que el pasado 7 de octubre fue aprobada por unanimidad en las Cortes una moción de CHA instando al Gobierno de Aragón a impulsar los riegos de la Litera Alta y a acelerar los trámites del proyecto técnico y de la concesión de los caudales: ?para cumplir con este mandato parlamentario, que ellos mismos han suscrito, desde luego el PSOE y el PAR van a tener que cambiar mucho su actitud y empezar a hacer política de hechos, no sólo de buenas palabras?.

Para el diputado aragonesista, la respuesta del Gobierno central da la razón a las palabras de una carta dirigida por la Comunidad de Regantes Expectantes de los Riegos de la Litera alta al presidente aragonés, Marcelino Iglesias, en que calificaba la actitud de la Confederación Hidrógrafica del Ebro (dependiente del Ministerio de Medio Ambiente) de ?absolutamente apática? y la del Gobierno de Aragón de ?totalmente permisiva con esta pasividad?.

Según explica el Gobierno central ?la reserva de caudales se encuentra pendiente de que, por parte de la Comunidad General de Regantes del Canal de Piñana se aporte un documento con la distribución mensual de necesidades adaptadas a los cultivos actuales, acompañando un plano de la zona regable de acuerdo con su último padrón de regantes?. La de Piñana es la comunidad que cedió los caudales sobrantes, después de garantizarse una dotación de 11,4 m3/sg. del Noguera Ribagorzana. A cambio consiguió la renovación total de sus infraestructuras, subvencionadas al 100% (40% MOPT y 60% Generalitat), con un presupuesto superior a los 4.500 millones de pesetas.

Chunta Aragonesista va a preguntar al Gobierno de Aragón si se está haciendo alguna gestión para que la Comunidad de Regantes de Piñana aporte la documentación pendiente. Ariste entiende que ?corre prisa sacar adelante este proyecto, cuyo origen del agua (48 hm3.) es la modulación de unos caudales que representan la filosofía misma de la Nueva Cultura del Agua, pues se trata de sacarle más provecho a los pantanos ya existentes en el río Noguera Ribagorzana?.

Comentarios