La Transpirenaica Invernal afronta el Pirineo Central enfrentándose a los aludes

Continúa la Transpirenaica invernal que está realizando el Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca. Después de nueve etapas el Grupo llegó el domingo por la tarde a Candanchú y durante este lunes disfrutan de una jornada de descanso. El martes realizarán la etapa entre Candanchú y Sallent de Gállego para empezar la travesía del Pirineo Central, el peor enemigo que les espera a partir de ahora es el riesgo de aludes.

Esta transpirenaica se realiza sin ningún tipo de ayuda mecánica, andando y esquiando, lo que supone unas condiciones muy duras. El recorrido total consta de 45 etapas diarias y una distancia de unos mil kilómetros, lo que acumula un desnivel de 45.000 metros de ascenso y otros tantos de descenso. De momento se han realizado nueve etapas y se están cumpliendo los objetivos previstos, si bien las peores condiciones las van a encontrar ahora, al atravesar el Pirineo Central, donde según ha explicado Rafael Soba, uno de los integrantes del grupo, ?el riesgo de aludes va a ser el mayor riesgo?.

Cada jornada los seis miembros del grupo recorren una media de 25 kilómetros acumulando un desnivel de unos 1000 ó 1200 metros, lo que supone unas siete u ocho horas de marcha. El resto del tiempo lo emplean en enviar los datos de la jornada al grupo de apoyo y participar en los tres proyectos en los que forma parte la travesía, como el del estudio de la conductividad de la nieve y su aplicación en el desarrollo de los ARVAS, el estudio de la ración específica de montaña, o el estudio de medicina de montaña.

Hay que recordar que esta actividad está dentro del programa de actividades que conmemoran el 20 aniversario del GMAM además de otros proyectos que tienen preparados para realizar en los próximos meses como el ascenso al Makalu por su cara oeste.

Comentarios