Acuerdo DGA-ERZ Endesa para mejorar la electrificación rural

La DGA y ERZ han suscrito un convenio de realización de actuaciones de electrificación rural por valor de 5.000.000 en 47 localidades.Tienen por objeto mejorar la calidad de servicio en aquellos puntos en los que la red eléctrica está menos desarrollada. Los trabajos asociados están definidos de acuerdo a criterios de interés social, reequilibrio y vertebración del territorio. En algunas zonas, las actuaciones servirán también para ofrecer una respuesta a las expectativas de crecimiento previstas. El presupuesto destinado, que asciende a casi 5.000.000 euros, será financiado por el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón y Erz Endesa. Estas inversiones se van a llevar a cabo en las localidades de Alcalá del Obispo, Monflorite, Alcampel, Alberuela de Tubo, Castejón de Monegros, Monzón y Fraga, en Huesca En virtud de este convenio el Gobierno de Aragón y Erz Endesa financiarán, con una participación de un 20 y un 60 % respectivamente, el coste de estos proyectos, cuyo presupuesto total asciende a 4.896.046 euros. El 20 % restante procede de la partida destinada por la Administración Central al Plan de Calidad correspondiente a la Comunidad Autónoma de Aragón. El Ejecutivo autónomo y Endesa colaboran así en la realización de inversiones en la red eléctrica ubicadas en áreas rurales, mayoritariamente con baja densidad de población y por lo tanto de difícil ejecución atendiendo únicamente a criterios de rentabilidad. Estas infraestructuras permitirán mejorar notablemente la calidad del suministro eléctrico que se presta a los ciudadanos de las áreas afectadas. El acuerdo suscrito plantea alrededor de cincuenta actuaciones que se van a materializar en el tendido de más de 200 kilómetros de nuevas redes, la instalación de 2.400 kilovatios de potencia en centros de transformación y la puesta en servicio de seis nuevos telemandos en media tensión. Estas inversiones se van a llevar a cabo en las localidades de Alcalá del Obispo, Monflorite, Alcampel, Alberuela de Tubo, Castejón de Monegros, Monzón y Fraga, en Huesca; La Iglesuela del Cid, Cantavieja, Noguera, Alloza, Alcorisa, Torremocha, Samper de Calanda, Peracense, Cañizar del Olivar, Cortes de Aragón, Maicas, Villanueva del Rebollar, Mosqueruela, Cretas, La Fresneda, Valderrobres, Alfambra, Cella y Perales de Alfambra, en Teruel y Oseja, Alhama de Aragón, Arándiga, La Vilueña, Monterde, Nigüella, Torrijo de la Cañada, Villafeliche, Plenas, Cariñena, Magallón, Pozuelo de Aragón, Daroca, Fombuena, Caspe, Maella, Marracos, Sadaba, Calatorao, Sobradiel y Montañana, en Zaragoza. Los trabajos descritos en el convenio se centran en la adecuación y reforma tecnológica de líneas aéreas de media tensión, tendidos eléctricos que refuerzan a los ya existentes, construcción de nuevos centros de transformación como apoyo a la infraestructura de baja tensión de varias localidades e instalación de equipos de telemando y telecontrol que permiten la operación de la red en tiempo real desde el Centro de Control de Erz Endesa en Zaragoza. Todas las acciones objeto del acuerdo se van a realizar atendiendo a criterios medioambientales. En este sentido, se van a incorporar nuevos apoyos con vanos (distancia entre dos torres) de longitud tres veces superior a la habitual, con lo que se minimiza el impacto visual de las redes. Asimismo, se utilizarán conductores especiales para zonas arboladas y se instalarán elementos destinados a la protección de la avifauna en varios tramos de las nuevas líneas eléctricas. El convenio de electrificación rural se firmó por vez primera en el año 1998 con el formato actual, aunque anteriormente también se realizaban actuaciones en este sentido. A lo largo de este periodo el Gobierno de Aragón, las Diputaciones Provinciales, Ayuntamientos de las tres provincias y Endesa han destinado recursos superiores a los 60 millones de euros, priorizando los trabajos asociados a estos acuerdos a partir de criterios de interés social, reequilibrio y vertebración del territorio y mejora de la calidad de servicio. La configuración inicial ha derivado en convenios de carácter bilateral entre el Departamento de Industria, Comercio y Turismo y Erz Endesa, de dos años de duración, con el objeto de garantizar la viabilidad de los trabajos y superar las dificultades derivadas de la tramitación administrativa de los proyectos. El Plan Energético de Aragón que actualmente elabora el Ejecutivo autónomo contendrá un apartado en el que se detallarán las prioridades de electrificación rural para los próximos años.

Comentarios