España, Francia y Andorra elaborarán un Plan coordinado para la recuperación del oso pardo en los Pirineos

Los responsables de conservación de la biodiversidad de España, Francia y Andorra han acordado elaborar un Plan coordinado para la recuperación del oso pardo en los Pirineos, que se plasmará en un documento estratégico para la conservación del oso en la zona pirenaica que tendrá como objetivo aumento la viabilidad de esta población.

En la reunión también se ha elaborado un calendario concreto de actuaciones para, entre otras cosas, realizar un Memorando que supondrá un acuerdo político de cooperación y que será firmado por los Ministros de España y Francia. Así mismo, en el calendario se incluye el desarrollo de la estrategia para la conservación del oso en Pirineos, que estará aprobado para el otoño, fecha en que está previsto iniciar la reintroducción de ejemplares.

La situación de las poblaciones de oso pardo en el Pirineo es precaria desde hace años y se ha visto especialmente agravada por la muerte de Cannelle, la última osa autóctona que fue abatida por un cazador en la vertiente francesa en el mes de noviembre pasado.

En la reunión se ha acordado también poner en marcha cuatro ejes de trabajo, como son mejorar la coordinación de todos los actores implicados, reforzar la población de osos pirenaicos que ya no es viable por sí misma, apoyar a los sectores productivos con medidas de prevención y compensación de los daños y realizar una campaña de explicación y sensibilización de la población local.

En lo que se refiere a la reintroducción de nuevos ejemplares para reforzar los núcleos de población, está prevista la evaluación de los aspectos sociales, jurídicos, científicos y técnicos para poder realizar un proceso conjunto, ya que los animales se desplazarán a ambos lados de la cordillera pirenaica. En la reunión se ha resaltado la importancia de establecer mecanismos de participación de los agentes locales, económicos y sociales, que permita contar con la colaboración de los habitantes de las zonas oseras. Además, se considera fundamental la compensación de daños de una manera rápida y ágil para que los ganaderos y agricultores acepten la presencia del plantígrado.

Comentarios