Satisfacción en la Conferencia Episcopal por las cifras de alumnos de religión

La Comisión Episcipal de Enseñanza y Catequesis ha informadio una vez más, tal y como lo hace anualmente, sobre la opción por la enseñanza de la Religión Católica, que los padres de alumnos hacen en cada curso escolar. En este curso 2004-2005, ha aumentado el número de alumnos que, en la educación no universitaria española, reciben formación religiosa católica.

En concreto, la Conferencia Episcopal ha realizado encuestas en 62 diócesis de España, recabando datos de algo más de 4.421.000 alumnos. De ellos, más de 3 millones y medio están recibiendo religión católica, loque supone un 79,3% del total.

Con relación al curso pasado, en que estudiaban religión el 77,5% de los alumnos, el porcentaje ha subido un punto y ocho décimas, lo que en opinión de los responsables de la jerarquía católica es muy importante, si se tienen en cuenta las dificultades por las que atraviesa la enseñanza religiosa catóica en la escuela y las trabas que, aseguran, debe superar en su desarrollo diario en el aula.

En los centros públicos se mantiene el mismo porcentaje que el curso pasado, un 72.2%. Además, resaltan el porcentaje de alumnos que reciben enseñanza religiosa en Educación Primaria, situado en un 84.7%. Recuerdan que es en esta etapa donde los padres pueden ejercer sus derechos de opción formativa para sus hijos con mayor libertad. En Educación Secundaria Obligatoria asisten a clase de religión el 53.5% de los alumnos, con un descenso, respecto al año pasado, de ocho décimas. Aunque es un dato negativo, se frena una tendencia a la baja de los últimos tiempos. Hay que recordar que en el curso 2003-2004, el descenso de la opción religiosa en esta etapa fue de 4 puntos.

Finalmente, se valora de manera especial el aumento de tres décimas en el porcentaje habido en el bachillerato. En estos cursos, dicen, las notas de religión no son tenidas en cuenta para el acceso a la Universidad, becas o ayudas de estudios. Ello supone que esta enseñanza no tiene un tratamiento equiparable a materia fundamental, pues el estudio de la relgión no se tiene en cuenta como se hace en el resto de las áreas.

Comentarios