Un nuevo frente frío trae a la provincia de Huesca bajas temperaturas, nieve y riesgo muy fuerte de aludes

2005022020 candanchu.jpg

Se han cumplido las previsiones y el frente frío anunciado ha llegado a la provincia de Huesca. Este domingo los cielos del norte de la provincia altoaragonesa se han cubierto y poco a poco la cota de nieve ha descendido, desde los 1000 metros a primeras horas de la mañana hasta las cotas más bajas, llegando la nieve de nuevo a diferentes poblaciones oscenses. El riesgo de aludes en las montañas y el viento han afectado a los centros invernales de la provincia, algunos de ellos no han podido abrir sus puertas o han tenido que cerrar a lo largo de la mañana.

La nieve y el viento están siendo los protagonistas de este domingo electoral en el que las estaciones de esquí del Pirineo aragonés han vivido una jornada variable y confusa. A primeras horas de la mañana sólo algunas abrían sus puertas, otras evaluaban la situación, no demasiado buena, y otras han abierto, eso sí, con precaución por la nieve que estaba cayendo, las rachas de viento fuerte y el riesgo muy fuerte de aludes. Sin embargo la situación inestable ha hecho que los centros invernales hayan ido cambiando su situación a lo largo del día dependiendo del tiempo.

De las estaciones del grupo Aramón, Formigal a pesar de tener buenas intenciones ha tenido que sucumbir ante las adversidades del mal tiempo y ha cerrado la estación. Panticosa y Cerler han funcionado pero con dificultades y cifras de remontes y pistas abiertas que han variado dependiendo de la hora. En el Valle del Aragón, Astún no ha podido abrir hoy sus instalaciones hasta las diez de la mañana, de forma reducida y a pesar de los esfuerzos ha cerrado alrededor de mediodía por el fuerte viento. Por su parte la estación de Candanchu ha puesto en funcionamiento una parte reducida de sus servicios. Todos los centros han alertado del riesgo de aludes y la conveniencia de llevar cadenas para sus accesos, que si no en todos era obligatorio, sí aconsejable.

Tanto en los macizos de la Jacetania como en el Alto Gállego existe riesgo muy fuerte de aludes y se espera que continúe nevando en las próximas horas con lo que es recomendable llevar cadenas en los vehículos por si es necesario su uso en algún tramo de las carreteras.

Comentarios