Las obras del Palacio Episcopal de Barbastro podrían iniciarse en breve

2005022121 Palacio Episcopal Barbastro.jpg

La diócesis Barbastro-Monzón se encuentra en estos momentos a la espera de que se inicien los trabajos de rehabilitación del Palacio Episcopal, que albergará el futuro Museo Diocesano. Mientras tanto, el edificio se encuentra cerrado debido al deterioro del mismo y a expensas de que el Gobierno de Aragón ejecute el proyecto que todavía debe perfilar y modificar, según ha explicado el delegado de Patrimonio de la diócesis, Enrique Calvera.

Un ambicioso proyecto que contempla la construcción del Museo Diocesano en el que está previsto colocar las piezas eclesiásticas procedentes de las parroquias aragonesas que se encuentran en depósito en la diócesis de Lérida, así como las que ya tiene y que, en estos momentos, ?carecen de un espacio digno en el que colocarlas?. Un edificio que también contará con una zona dedicada a los servicios culturales, a disposición de fieles y visitantes.

En relación al inicio de las obras todavía no se conoce una fecha concreta. Calvera explica que el proyecto todavía no está finalizado, pendientes de realizar algunas modificaciones. Calvera destaca la complejidad del mismo, ya que incluye la remodelación del Jardín Arqueológico, muy deteriorado por las inclemencias del tiempo y las agresiones humanas, que ha retrasado su finalización.

Mientras tanto, desde la diócesis ya se está desocupando el edificio del Palacio Episcopal con el traslado de las piezas a otros lugares más seguros. Una de las piezas más destacadas, tanto por su importancia histórica como por sus dimensiones, es el Pantócrator de la iglesia de Vió que en la actualidad se puede visitar en la Catedral de Barbastro.

También han sido trasladadas varias pinturas de pequeño tamaño y, en la actualidad se está pendiente de trasladar un tapiz que se instalará en la Catedral, un cuadro de grandes dimensiones y una viga de origen mudéjar, procedente también de la parroquia de Vió, que está previsto colocar junto al Pantócrator, en la capilla de El Santo Ángel, detrás del coro.

Comentarios