UPA Aragón acusa a la ‘distribución’ de “hacer el agosto” a costa de la ruina de los agricultores

La Unión de Pequeños Agricultores de Aragón acusa al eslabón ?distribución? de ?hacer el agosto? a costa de la ruina de los agricultores. Esta organización denuncia la actitud pasiva de la Administración que se limita a tomar nota del problema sin adoptar medidas urgentes que frenen la escalada de precios.

UPA Aragón denuncia los desproporcionados y abusivos márgenes comerciales detectados en las últimas semanas, después que estos cultivos se vieran afectados por las heladas en muchas zonas de España. Para UPA Aragón este desmesurado e irracional abuso de especuladores, distribuidores y comercializadores ha pasado de ser una mera sospecha semanas atrás, a ser un auténtico escándalo en los últimos días. La organización exige al Ministerio de Agricultura que ponga coto a tamaña desvergüenza de quienes están abusando con el incremento de los precios hortofrutícolas dada la situación extraordinaria que ha padecido nuestro país, por las condiciones climatológicas extremas sufridas días atrás.

UPA Aragón no entiende la actitud de la Administración que se limita a tomar nota del problema sin adoptar medidas que frenen la escalada de precios. Los agricultores están recibiendo los mismos precios en origen que recibían antes del temporal de frío mientras las grandes cadenas de distribución, supermercados y fruterías están incrementando de forma espectacular los precios que tiene que pagar finalmente el consumidor.

Según el estudio realizado por la organización en algunos de los cultivos más afectados por las heladas en las zonas productoras del país, como es el caso de la alcachofa, su precio en origen apenas ha subido después de la catástrofe mientras que su precio en destino se ha disparado de forma extraordinaria, mientras el agricultor recibe 0,28 euros por kilo el consumidor paga 3,10 euros por kilo, un incremento del 1.107%. En otros productos como el tomate el agricultor cobra 0,60 euros por kilo y el consumidor lo está pagando a 2,55 euros, con un incremento del 425%, o la escarola con precios en origen de 0,20 euros por kilo y precios en destino de 1,15 euros con un aumento del 575%, o la coliflor con un precio recibido por los agricultores de 0,40 euros y con precios de 2,16 euros en el punto de venta con incrementos del 540%.

En el sector de frutas, los niveles de precios han experimentado una subida espectacular en destino, mientras que en origen los agricultores siguen percibiendo los mismos precios desde hace semanas. Como ejemplo más ilustrativo, los cítricos que han sufrido las consecuencias de las heladas no han variado su precio en origen; las mandarinas se siguen pagando al agricultor a 0,10 céntimos el kilo mientras a los consumidores les cuesta de media 1,30 ?uros por kilo con un incremento del 1.300%; en naranjas los precios medios en origen están en 0,09 céntimos por kilo mientras que en destino la cotización media es de 1,30 euros por kilo, lo que significa un incremento del 1.444%.

Comentarios