I.U reitera su advertencia sobre las repercusiones medioambientales en la ampliación de Formigal

2005022323 obras formigal.JPG

El Portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, ha señalado que el Gobierno de Aragón ha acabado dando la razón a su formación política en el tema de las posibles repercusiones medioambientales por la ampliación de las estaciones de esquí aragonesas, tras conocer que la DGA ha sancionado a Aramón por un incumplimiento ambiental con una multa de 24.040 euros por los retrasos en las labores de revegetación y restauración de diversas obras en Formigal.

Por ello, Barrena reitera la necesidad de una moratoria en los planes de ampliación de estaciones de esquí hasta que se tenga una Ley de Protección de las Montañas.

A este respecto, Barrena recuerda que continúa pendiente la comparecencia conjunta de los consejeros de Industria y Medio Ambiente, que IU solicitó en septiembre de 2004 para que explicasen ante la Comisión de Industria de las Cortes de Aragón, las políticas de su Departamento en relación con los planes de ampliación de las estaciones de esquí aragonesas, y en concreto de la estación de Aramón Formigal.

En este sentido, Barrena reclama y solicita de manera urgente un informe exacto de las obras y las repercusiones ambientales y de seguridad, así como los criterios a seguir ante futuras actuaciones.

Igualmente, Barrena recuerda la preocupación de IU por la montaña y el desarrollo sostenible como lo confirman su exigencia de una Ley de Protección de las Montañas y la petición de creación del Parque Natural de Anayet.

De esta forma, el Grupo Parlamentario de IU quiere que el Gobierno de Aragón aclare y fije su posición sobre el futuro del desarrollo de las comarcas que cuentan con instalaciones de esquí en sus territorios.

Comentarios