Finaliza la epidemia de gripe

2003091008 gripe.jpg

La incidencia de la gripe en Aragón registró una tasa media de casi 66 casos por cada 100.000 habitantes, cifra que está por debajo del umbral epidémico de 70 casos por 100.000 habitantes establecido por el Ministerio de Sanidad y Consumo para la temporada 2004/2005. Desde la segunda semana de enero, en la que se alcanzó la mayor incidencia de esta enfermedad, con 836 casos por 100.000 habitantes, la evolución seguida por la gripe ha sido de descenso continuado.

A la vista de esta evolución, los técnicos de la Dirección General de Salud Pública consideran que nos hallamos en la fase final de la temporada epidémica, aunque nunca es posible descartar definitivamente la posibilidad de repuntes posteriores favorecidos por circunstancias meteorológicas puntuales.

Por provincias, los datos aportados por la Red de Médicos Centinela indican que al concluir la pasada semana la incidencia era en Huesca de 57 casos por 100.000 habitantes, en Teruel de 76 casos y de 66 en Zaragoza. Los valores más altos se alcanzaron también durante la segunda y tercera semana de enero. En concreto, las cifras más altas de incidencia fueron de 690 casos por 100.000 habitantes en Huesca, 1.511 en Teruel y 743 en Zaragoza.

En el último periodo analizado (del 13 al 19 de febrero), la población más afectada por la gripe fue la menor de 14 años (41'7%), seguida por la de edades comprendidas entre los 15 y 39 años (32'6%) y del segmento de entre 40 y 64 años (22'3%). En la población mayor de 65 años la incidencia se mantuvo en niveles idénticos a las semanas precedentes, un 3%. Dentro de la campaña antigripal, el porcentaje total de vacunación de mayores de 65 años fue del 62'5%. Por provincias las cifras de cobertura fueron del 70% en Huesca, del 67% en Teruel y del 60% en Zaragoza. En total, se vacunaron cerca de 170.000 mayores de 65 años. Igualmente, se vacunaron 2.330 profesionales que desempeñan su trabajo en los centros sanitarios. El Departamento de Salud y Consumo adquirió más de 230.000 dosis de vacuna antigripal, por un importe cercano al millón de euros.

La súbita aparición y la rápida expansión de la epidemia de gripe a finales diciembre, que en dos semanas multiplicó por cinco su incidencia (de 167 a 836 casos por 100.000 habitantes), y la persistencia durante muchos días de unas condiciones meteorológicas adversas (niebla y bajas temperaturas) que agravaron el estado de pacientes crónicos o con patologías respiratorias previas, generó un importante incremento de la demanda asistencial.

El Servicio Aragonés de Salud (SALUD) puso en marcha una serie de acciones para dar respuesta a esta situación, consistentes en la contratación de 145 profesionales y la coordinación de los recursos de los diferentes niveles asistenciales. De esas medidas, todavía se mantiene el refuerzo de 15 facultativos asignados a los equipos de Atención Primaria, y de 11 facultativos y 25 profesionales de enfermería en Atención Especializada.

Comentarios