La Asociación de Hostelería pide más información sobre el anteproyecto de ley de ampliación de horarios

Desde a Asociación de Hosteleros Oscenses se pide a la Administración que la información acerca del anteproyecto de ley es escasa. Se pide más información para que los profesionales del sector puedan opinar e incluso negociar en torno a este asunto. Alegan que al Gobierno de Aragón se le pueden escapar detalles fundamentales para el sector.

Por otro lado, la Asociación ve con buenos ojos la ampliación de horarios pero no deja de lado el descanso ciudadano. Quieren opinar también sobre el tipo de establecimientos que gozarían de la ampliación de horario y en base a qué requisitos.

Recordamos que según el proyecto de ley, todavía por superar muchos trámites, discotecas, clubes, pubs y disco bares podrán tener abiertas sus puertas hasta las tres y media de la madrugada, lo que supone un aumento de una hora respecto al actual horario de invierno. El cierre podría prolongarse hasta las cuatro y media los viernes, sábados y vísperas de festivo, eso sí, salvo que el local esté en una zona saturada.

Esta es una de las medidas incluidas en el anteproyecto de la ley que regulará los espectáculos y establecimientos públicos y las actividades recreativas, que ha aprobado el Gobierno de Aragón y que se remitirá esta misma semana a las Cortes.

Los actuales horarios los fija una orden de 1977. Según ésta, los bares pueden cerrar a la una de la madrugada en invierno y a las dos en verano (con media hora más los sábados y víspera de festivos). Los discobares, discotecas o pubs tienen el límite invernal en las dos y media de la mañana y el estival en las tres (más la media hora de los festivos).

El anteproyecto fija los horarios máximos para estos locales y sitúa el cierre algo más tarde que ahora. Los bares podrán cerrar a la 1.30 horas entre semana y los clubes, pubs, discotecas o bares con música, a las 3.30 horas (una hora más).

La ampliación autorizada en la ley para viernes, sábados y víspera de festivos (una hora más que entre semana) sólo podrá aplicarse si los establecimientos no están en zona declarada saturada por el ayuntamiento correspondiente. Este, además, tendrá la última palabra sobre los horarios, ya que la DGA sólo establece los límites máximos.

Los locales públicos podrán abrir sólo a partir de las seis de la mañana (salvo casos excepcionales, como las áreas de servicio de carreteras), pero la apertura en el caso de bares con música, discotecas y demás nunca podrá producirse antes de mediodía.

El anteproyecto establece un duro régimen sancionador que incluye multas que, en el caso de faltas muy graves, podrían alcanzar los 600.000 euros, la clausura del local hasta por diez años o la suspensión o prohibición de la actividad por ese mismo tiempo. Incumplir los horarios fijados es una falta grave, que se convertiría en muy grave si se repitiera.

Los límites horarios generales se pueden ampliar "con motivo de fiestas locales o navideñas", según el texto legal.

Comentarios