Cinco detenciones por malos tratos en el mes de febrero

Cinco hombres han sido detenidos este mes por haber maltratado supuestamente a sus parejas. La primera detención tenía lugar en Canfranc-Estación; dos se producían en Monzón y otras dos, en Huesca.

La Guardia Civil de Canfranc-Estación y la Policía Judicial de Jaca detenían a un hombre por un supuesto delito de malos tratos y amenazas a su ex mujer. Según denunció la víctima, el detenido la había amenazado de muerte en la calle, la insultó y la empujó contra la pared. La víctima explicó a la Guardia Civil que ya había recibido malos tratos con anterioridad.

A mediados de mes, la Guardia Civil detuvo en Monzón a dos personas por presuntos delitos de malos tratos. Guardia Civil y Policía Local detuvieron a un hombre de 30 años, con domicilio en Monzón, como presunto autor de un delito de violencia doméstica contra su compañera sentimental, a quien supuestamente agredió en la calle Joaquín Costa de Monzón. La víctima comunicó a la Guardia Civil que viene sufriendo agresiones desde tiempo atrás. Así mismo, efectivos de la Guardia Civil de Monzón y de Peralta de Alcofea detuvieron en Monzón a un hombre de 26 años y domiciliado en esta localidad, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. La víctima solicitó ayuda al ser agredida por su compañero sentimental en el domicilio que comparten. Solicitó orden de protección.

Por último, otros dos hombres fueron detenidos en Huesca. La Policía Nacional acudió a las inmediaciones del Centro de Salud Pirineos alertada por unos transeúntes porque ?habían arrojado a una mujer a un contenedor?. La víctima aseguró a los policías que su marido la había arrojado al contenedor. Por otro lado, la Policía Nacional detuvo a un hombre de 50 años al que le constan tres denuncias anteriores suscritas por su ex esposa en la Comisaría de Policía de Huesca. Los hechos tuvieron lugar en Barcelona, donde la ex esposa denunciante, reside y trabaja en la actualidad. Tras una discusión en un vehículo, el detenido cogió a la víctima del pelo, la intimidó con un revolver y le roció la cara con un spray de defensa.

Comentarios