Bruselas no contempla como una prioridad la construcción del Vignemale

2005030101 comisario.jpg

La Comisión Europea no estima que la construcción del Vignemale sea una prioridad. Por eso, y aunque sigue con interés los acuerdos alcanzados entre Francia y España, no ha incluido la financiación de esta travesía transfronteriza a través de Pirineos entre sus proyectos inmediatos.

La cartera de Transportes de la Comisión Europea, que dirige el francés Jaques Barrot, está trabajando en estos momentos en un modelo de revitalización de las infraestructuras europeas dividido en seis áreas. Según fuentes comunitarias, en ninguna de esas áreas está incluido el Vignemale. De hecho, el único proyecto que va a ser considerado como prioritario y que pasa por territorio español es la línea del AVE que unirá Portugal y Francia a través de Madrid e Irún.

La apertura de una travesía central de gran capacidad, el proyecto del Vignemale, no entra en las prioridades inmediatas de Bruselas, aunque sigue con interés los pasos acordados por Francia y España para evaluar la obra y el compromiso de iniciar los estudios de flujos este año.

Este es el segundo varapalo que sufre en los últimos días el proyecto de la Travesía Central Pirenaica, un ferrocarril de gran capacidad en ancho internacional que sea capaz de unir Zaragoza con Toulouse y Burdeos.

El pasado fin de semana las asociaciones vecinales francesas implicadas mostraron ya su rechazo a la construcción del Vignemale, una obra que ha provocado gran oposición social e institucional en el valle del Lourdes, que es por donde los estudios previos encargados por los gobiernos de Aragón y Midi-Pyrénées entienden que sería mejor que transcurriera la futura línea.

Bruselas desea priorizar los proyectos que, aunque ya están aprobados, permanencen estancados debido tanto a problemas de financiación, como a la falta de sintonía entre las regiones y países afectados. Ocurre así con el AVE en el País Vasco. Por el contrario, la conexión transpirenaica por Cataluña a través del AVE Barcelona-Perpignán por Port Bou está realizando mayores progresos.

El departamento que lidera el francés Barrot no considera el Vignemale como una de esas obras prioritarias en estos momentos. Varias de las construcciones responden al objetivo de aumentar la permeabilidad de los macizos montañosos europeos, pero el paso pirenaico de Aragón quedaría fuera de los objetivos financiables a corto plazo de Bruselas.

En los planes de Jaques Barrot, el paso que uniría la comunidad aragonesa con Francia se vería en estos momentos desplazado por otros proyectos, como los túneles entre Lyon (Francia) y Turín (Italia) y el de Brenero -entre Italia y Austria-, además de las obras del AVE a través del País Vasco.

Comentarios