Se cumple un año de la colocación de la primera piedra en Monflorite-Alcalá

2004030202 Cascos.jpg

El Ministro de Fomento, por aquel entonces Francisco Álvarez Cascos, colocaba hace exactamente un año la primera piedra del futuro aeropuerto Monflorite-Alcalá. Desde entonces se ha puesto en duda su viabilidad cuando las obras estén concluidas. El plazo para su puesta en funcionamiento está marcado en la primavera de 2006, aunque los problemas surgidos en la construcción de la pista de vuelos ponen en duda este plazo.

Además de la viabilidad, se está pendiente de la utilidad que se le darán a unas instalaciones donde podría desaparecer la actividad deportiva. La empresa Top Fy, que firmó una declaración de intenciones con Aena para la instalación de una escuela de pilotos, no ha vuelto a tener noticias desde entonces y no sabe si el proyecto se llevará a cabo o no.

Las elecciones generales y el cambio de Gobierno también fue importante en el planteamiento de planes del aeropuerto, puesto que el PSOE había criticado en más de una ocasión esta infraestructura. Su llegada al Gobierno hizo planear la duda sobre lo que pasaría a partir de entonces con Monflorite ? Alcalá. Después de varias semanas se conoció que se realizará un plan de viabilidad y que las obras se realizarían según lo previsto.

En el mes de mayo de 2004 comenzaron los trabajos previos a las obras de las empresas Ferrovial ? Agromán y Vías y Construcciones, adjudicatarias de la realización de la pista de vuelos y del edificio terminal.

Llegado el verano, Senasa abandonaba las instalaciones después de muchos años desarrollando actividad deportiva en Monflorite, uno de los centros de vuelo sin motor más importantes de España. Aunque en más de una ocasión se ha hablado de su vuelta parece complicado que Senasa aterrice de nuevo en el aeropuerto cuando finalicen las obras.

Tras el verano llegó el inicio real de los trabajos de las empresas, pero estos sufrieron un serio contratiempo en octubre en la construcción de la nueva pista. Una losa impedía seguir con el movimiento de tierras y las obras se paralizaron por parte de Ferrovial- Agromán que informó a Aena de que había que dinamitar el terreno para poder seguir. A día de hoy se sigue con estudios técnicos para buscar una solución al problema, que también puede ser económico por el aumento del coste de la construcción de la pista de vuelos.

Se espera que 2005 sea el año del impulso de las obras de esta importante infraestructura en la que muchos no confían en su viabilidad y rentabilidad. El tiempo dará o quitará razones de un aeropuerto que sigue estando de patente actualidad por todas las noticias que sigue generando.

Comentarios