Tráfico ha realizado 99 denuncias en Huesca por usar el móvil conduciendo

2005030202 coches.JPG

Durante la campaña ?Conduciendo? las llamadas pueden costar vidas?, realizada por la Dirección General de Tráfico entre el 14 y el 28 de febrero se han realizado en la provincia de Huesca un total de 3.555 controles y se ha presentado denuncia por infracción a 99 conductores por la utilización del teléfono móvil al volante. Esta campaña ha permitido también constatar que cada vez es mayor el número de conductores que instalan ?manos libres? en sus vehículos. Del total de vehículos controlados, 308 contaban con este dispositivo.

No todas las denuncias se han realizado por hablar por el móvil y es que hay otras situaciones que provocan distracción y éstas han supuesto un total de 17 denuncias en la provincia. A lo largo del pasado año se formularon 45.000 denuncias por este concepto en el conjunto de España, de ellas 1.902 (702 en Zaragoza, 806 en Huesca y 394 en Teruel) en la Comunidad de Aragón.

Las jefaturas provinciales de Tráfico de Zaragoza, Huesca y Teruel han realizado en las últimas dos semanas un total de 23.066 controles en carretera sobre el uso de teléfonos móviles mientras se conduce. La campaña ha permitido sancionar a 196 conductores que utilizaban el teléfono móvil u otro tipo de dispositivos que pueden causar distracción (171 por uso de teléfono y 25 por uso de otros dispositivos que provocan distracción). El número de controles realizados supera ampliamente los 6.804 previstos inicialmente en la Comunidad de Aragón.

En Zaragoza, la Guardia Civil ha llevado a cabo 11.217 controles, en Huesca 3.555 y en Teruel 8.294 controles. En el marco de esta campaña, que llevaba por lema ?Conduciendo? las llamadas pueden costar vidas?, se ha presentado denuncia por infracción a 46 conductores en Zaragoza, 99 en Huesca y 51 en Teruel.

Del total de vehículos controlados, 1.043 contaban con ?manos libres? (468 en Zaragoza, 308 en Huesca y 267 en Teruel). Según la DGT, los teléfonos ?manos libres? (los únicos permitidos), son menos peligrosos que los otros, aunque no disminuyen el resto de los efectos de riesgo: distracción, señales que no se ven, mayor tiempo de reacción, maniobras sin señalizar...

Durante el pasado año ocurrieron en España 3.038 accidentes mortales en carretera, que produjeron la muerte de 3.516 personas y heridas a otras 3.000. En un 27% de estos accidentes la distracción pudo ser el factor desencadenante. Conducir y hablar por teléfono al mismo tiempo, está demostrado que es una circunstancia que distrae la atención de la conducción, elevando, según diversos estudios, la posibilidad de sufrir o provocar un accidente cuatro veces. Diversos estudios realizados determinan que ?Tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres) el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada, y se tarda más en reaccionar.? Algunos estudios constatan su peligrosidad en un uso inadecuado puede llegar a ser tan peligroso como la conducción con exceso de alcohol.

Comentarios