La sequía lleva a una retirada de tierras del 50 por ciento

20021223trigo.jpg

La Mesa de Seguimiento de las Producciones Agrarias ha servido para poner sobre la mesa datos como, por ejemplo, que el 25 por ciento del cereal aragonés está a punto de perderse; todo ello si no se producen lluvias de forma inmediata. En la Mesa se ha expuesto que la situación es preocupante y que, de persistir la sequía, habrá que establecer limitaciones en las campañas de riego. De momento se ha acordado ampliar la retirada de tierras hasta el 50 por ciento y adoptar otras ayudas de carácter fiscal.

La sequía y, también, las heladas están causando estragos sobre todo en las zonas cerealistas en las que la siembra se llevó a cabo en los meses posteriores a octubre. Ha habido muchos problemas de nascencia en la cebada y el trigo; llegando algunas parcelas de cultivo a una situación irreversible.

La situación atmosférica es la peor de las vividas en el último lustro. Los embalses están a una media del 52 por ciento en Aragón. El problema es generalizado a toda la Comunidad Autónoma, desde el Pirineo hasta el sur de la provincia de Teruel. También afecta a la ganadería que, debido a la ausencia de pastos, está viendo cómo se incrementan los costes de producción por los suplementos alimentarios que hay que dar en establo. Se habla de flexibilización en las ayudas de las PAC.

Se ha aceptado la propuesta del Ejecutivo autónomo de solicitar al Ministerio de Agricultura una ampliación del plazo de petición de las ayudas de la PAC hasta el 30 de abril. Además, la necesidad de no obligar a que los cereales alcancen la floración (frente a lo que exige la normativa europea) para poder recibir las ayudas agrarias.

Comentarios