El Delegado de Pastoral de Pamplona habla de la Familia en Huesca

2005030506 iglesia.jpg

La ?estabilidad, la armonía, el humor y tener un proyecto educativo claro? es la receta de José Antonio Zabaleta, delegado de Pastoral Familiar de Pamplona, para que ?la fuerza educativa, inalienable, que tiene la familia por su propia naturaleza no quede estéril?. Zabaleta, que impartió la conferencia ?La familia: agente de educación y evangelización? en el encuentro de Consejos Parroquiales de Huesca celebrado este fin de semana en la parroquia de San José, dijo que ?debemos seguir creyendo en la familia? y que ?los padres educan siempre?, aunque no se lo propongan. ?Lo importante es que tengan un modelo educativo, inviertan tiempo y lo pongan en práctica? para que los mensajes que lleguen a los hijos ?sean educativos?, aseguró

El delegado de Pastoral Familiar de la capital navarra explicó que la Iglesia centra sus esfuerzos en atender las necesidades y carencias que surgen en el ámbito familiar y matrimonial; no en vano, según los datos que ofreció en la conferencia, el número de separaciones y divorcios en España ha aumentado casi un 33% entre los años 2000 y 2003, mientras que las bodas civiles y religiosas han descendido un 3% en el mismo periodo.

?Existes muchos modelos de familia, pero no todos tienen los mismos modelos educativos?; de ahí que la iglesia quiera salir al paso ?atendiendo, escuchando y ayudando a la familia?. En este sentido explicó a los Consejos Parroquiales de Huesca la experiencia de la diócesis de Pamplona donde matrimonios cristianos se ocupan de la Pastoral Familiar y propuso la formación de agentes a través de Escuelas u otros medios en los que se analice ?qué familia nos ilusiona construir para el bien común (para la sociedad y para la Iglesia)?.

Zabaleta sugirió a la diócesis de Huesca que estudie el modo de atender y ayudar, ?con la fuerza del testimonio vivido de matrimonios cristianos?, a los matrimonios jóvenes que desean bautizar a sus hijos y a los que desean contraer matrimonio canónico: ?Hay que aclararse si para el matrimonio es más importante el trabajo que su propia relación e indicarles que para la Iglesia lo primero es la persona. Esto quiere decir: tú, marido o mujer, vas a poner la felicidad en el otro?.

Zabaleta explicó algunas de las características de la familia ?que proporcionan su potencial educador, en el que hay que dedicar tiempo?: la permanencia, el amor e intimidad, la integridad, la gratuidad y el mutuo influjo. También invitó a los padres que quieran desarrollar su proyecto educativo a ayudar a sus hijos ?a clasificar y filtrar la información, en una sociedad del aturdimiento informativo?.

Para Zabaleta ?la estabilidad matrimonial? ayuda a eliminar la angustia que pueden tener los hijos cuando viven a su alrededor las separaciones de padres de amigos o compañeros de clase. ?La voluntad de mantener el compromiso, la palabra dada; la firmeza de esta voluntad se hace vida y los hijos la intuyen?, aseveró.

A juicio de Zabaleta otra característica que debería tener la familia es la armonía; es decir, ?la paz, el humor, el respeto. Por ejemplo, ¿por qué no plantear el domingo como un día especial, en el que llevar a los hijos a un sitio agradable, en el que se lo pasen bien; luego asistir a la Santa Misa etc...?. De esta forma comprenderán que no es un día como los demás?.

Según el delegado de Pastoral Familiar de Pamplona ?es importante que la familia tenga un proyecto de vida, un proyecto educativo, con una escala de valores, con ideas claras y convicciones firmes?. Entendiendo la familia como ?Iglesia doméstica? propuso como mensaje muy conveniente: ?Venimos de Dios, vamos a Dios y Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida?.

José Antonio Zabaleta repasó el devenir de la familia como institución y recordó que en los años 70 se cuestionaba si la familia tenía futuro; ?ahora los sociólogos, a la vista de las encuestas, tienen claro que la familia existe y existirá?. ?Antes el 90% de los mensajes educadores que fluían sobre los hijos venía de la familia o de fuentes muy homogéneas? señaló; ?hoy en día existen otros influjos: la TV, la cuadrilla de amigos, el ambiente antirreligioso, por ejemplo?.

Sobre la situación en la que vive actualmente la familia, Zabaleta apeló a las características intrínsecas de la misma, de las que destacó ?la relación continua educadora de padres a hijos y a la inversa? (tal y como afirma Juan Pablo II en su Carta Apostólica Familiares Consortio), y el hecho de que ?sólo la familia transmite valores con afecto, con amor, en intimidad, abarcando la totalidad de dimensiones: la social, la ética y la religiosa?.

Comentarios