Hostal de Ipiés no abandona el limitar la velocidad a 50 Km/hora

Por lo que sigue siendo la aspiración de los vecinos de este núcleo serrablés, una vez conseguidas unas mejoras. El tema esta en manos del Defensor del Pueblo, al que el Justicia de Aragón le remitió la queja, por contar con las competencias en la supervisión de este caso que afecta a una vía nacional.

El alcalde de pueblo, José Antonio Escar, recuerda que ?de momento no se tomarían más medidas, dándonos un plazo de cuatro meses para ver como evolucionaba la situación, que finaliza en el actual de marzo?.

El pasado treinta de noviembre con el Subdelegado del Gobierno, Ramón Zapatero, se llego al acuerdo de que se aumentarían los controles por radar, la vigilancia por parte de la Guardia Civil y se bajo el límite de velocidad a 70 kilómetros por hora, aspectos que se han cumplido. Junto a las medidas realizadas con anterioridad de colocar señales prohibiendo el adelantamiento a lo largo de seiscientos metros por los que la carretera pasa por la localidad.

Escar y los vecinos reconocen que ?la ley no obliga a cumplir la petición de limitar la velocidad a 50Km/hora, por no cumplir las condiciones de vía urbana o travesía, pero que, por la cifra de vehículos y la proximidad de las viviendas y algún establecimiento a la carretera, sí sería preciso hacerlo?, por lo que insisten en su petición. Señalando que es una carretera ?utilizada fundamentalmente en invierno paras acceder a las cuatro estaciones de esquí del Pirineo, turismo de verano y paso de camiones de gran tonelaje?.

El alcalde de esta población ?considera positivas las medidas ya tomadas, pero no suficientes?. Solicitando del Defensor del Pueblo ? la intervención ante los organismos correspondientes?.

Comentarios