Una gran obra para mejorar la distribución de aguas en Huesca

2005030808 Tuberías en Huesca.JPG

Continúan a buen ritmo las obras del denominado Colector Oeste de Huesca. Los movimientos de tierra son perfectamente visibles desde la autovía o en la zona a ambos lados de la carretera de Huerrios. Se trata de una obra de 6 millones de euros de presupuesto, que unirá la estación depuradora con la zona norte de Huesca, sirviendo para llevar aguas residuales, agua de boca y agua de lluvia.

Hace unos meses, recién comenzados los trabajos, en la entrada sur de Huesca se habilitó un carril de forma provisional mientras éstos se llevaban a cabo. Ahora, las zanjas continúan atravesando diversos campos y terrenos, para enterrar en ellas varias conducciones. Una de ellas es un tubo de grandes dimensiones, de un metro de diámetro y más de 5 kilómetros de longitud. Pero en total son tres tubos, con una misión muy variada.

Los trabajos, que están realizando grandes excavadoras, son visibles en la zona más cercana al Eroski. De ahí parte este colector, que sigue por el camino de Huerrios, pasa por debajo de la vía y alcanza la residencia del IASS y el centro de Aspace, que ahora tendrán agua de la red de boca de Huesca, para desembocar finalmente en la depuradora de aguas.

Este proyecto, denominado ?Colector Emisario y Arteria Distribuidora de Agua? se está llevando a cabo por parte de la Unión Temporal de Empresas formada por Copeisa y Construcciones y Desmontes Marco. El colector está financiado, al 50% por la Unión Europea y el Gobierno de Aragón. La previsión que se maneja desde el ayuntamiento es que, antes de final de año esté finalizada, ya que en estos momentos está ejecutado alrededor del 75-80% de la obra, cuyos plazos de ejecución son inspeccionados por los responsables europeos.

Comentarios