La sequía afecta también a las empresas de servicios agrarios

2005030808 trigo.JPG

La sequía está teniendo una repercusión importante en la evolución de los cultivos (cebada, trigo y alfalfa) y de los pastos. A este efecto se suma el que ya se está produciendo en las empresas de servicios agro-ganaderos. El sector se mueve a impulsos y el actual es de pesimismo; lo que repercute en negativo en la toma de decisiones, y en la compra de productos como fertilizantes y herbicidas.

Igualmente se ve perjudicada la actividad en todas aquellas empresas de la capital oscense y de las cabeceras comarcales altoaragonesas. Los agricultores y ganaderos dejan para próximas campañas la realización de obras de reforma.

No obstante, los actuales planes de financiación de proyectos y de compra de maquinaria minimizan los efectos de una mala campaña.

En estos momentos, un porcentaje importante de las 180.000 hectáreas sembradas de cebada y de trigo en la provincia de Huesca se ha perdido totalmente; el cultivo ha entrado en una situación irrecuperable. El porcentaje de hectáreas que llevan el mismo camino si no llueve en varios días es también significativo.

El primer corte de alfalfa también se ha visto perjudicado por la ausencia de lluvia y por las bajas temperaturas. En lugar de efectuarse a comienzos de abril se llevará a cabo un mes más tarde.

Además, el sector ovino se ve seriamente perjudicado por la evolución del tiempo. Se está dando el alimento en las parideras porque no hay pastos, ni en el llano ni en la montaña.

En caso de que llueva ahora (extremo que no va a ocurrir en los próximos días según la previsión meteorológica) los pastos se recuperarán en 5 ó 6 semanas (espacio de tiempo muy amplio, con el consiguiente sobrecoste en las explotaciones ganaderas).

Comentarios