Comienzan las obras de supresión de barreras arquitectónicas en Huesca

La Ronda de Montearagón ha sido el escenario del acto de firma de replanteo del programa de supresión de barreras arquitectónicas de toda la ciudad de Huesca. Se trata de un conjunto de actuaciones que son el inicio de una ejecución importante en lo que a barreras se refiere y que lleva realizándose desde hace años, pero que se pretende finalizar cuanto antes. Las actuaciones se dividen en tres partes, la supresión de barreras en las calles de Huesca, la habilitación de ascensores especiales en los centros educativos y la supresión de barreras en la zona del Casco Antiguo, actuación sta que conlleva un trabajo especial. El objetivo es conseguir una ciudad lo más accesible posible para las personas discapacitadas.

Es un plan a nivel de toda la ciudad, con tres procesos paralelos, uno de los cuales comenzaba hoy con la supresión de barreras arquitectónicas en las calles de la ciudad, empezando por el rebaje de las aceras, con un presupuesto de 150.000 euros. Las obras han comenzado ya en la calle Tenerías.

Las otras actuaciones que, en este sentido se van a llevar a cabo son la instalación de ascensores especiales para discapacitados en los centros escolares, con un presupuesto de aproximadamente 200.000 euros, y la supresión de barreras en el Casco Antiguo, plan en el que colaboran CADIS, la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo y el Ayuntamiento de Huesca, con un presupuesto de alrededor de 200.000 euros.

También se van a llevar a cabo planes de hormigonado provisional en el Casco Antiguo en aquellas zonas en las que la intensidad de construcción es muy fuerte y se tiene que procesar un sistema para dar paso a la maquinaria pertinente para realizar las futuras obras. Un plan de hormigonado que estará unido al plan de asfaltado convencional de cada año, que comenzará en un par de semanas con el asfaltado de calles como Fraga, San Vicente de Paul, Tenerias, José María Lacasa, con un presupuesto de alrededor de 500.000 euros.

Comentarios