Devueltos a Francia tres autobuses con 120 rumanos sin papeles

2005031111 comisaría.JPG

Durante una operación conjunta realizada por la Policía Nacional y la Guardia Civil y coordinada por funcionarios del grupo de Extranjería del Centro de Cooperación Policial y Aduanera de Canfranc y de la Brigada de Extranjería de Huesca, han sido interceptados (este viernes) tres autobuses en los que viajaban 120 rumanos que no disponían de los documentos necesarios para residir en España. Los autobuses han sido interceptados en las proximidades del Túnel Internacional de Bielsa, en el término municipal de Aínsa y en la carretera N-240, en las inmediaciones de Huesca capital. Efectivos policiales han escoltado a los vehículos hasta la frontera y los han entregado a la Gendarmería francesa

Sólo uno de los ocupantes de los autocares tenía residencia en España. El resto de los pasajeros no disponían de la documentación necesaria para residir en nuestro país. Los efectivos policiales han escoltado los autobuses hasta la frontera francesa y los han entregado a la Gendarmería del país vecino. Hay que recordar que el paso de Portalet esta cerrado al tráfico y que el Somport tiene prohibida la circulación de vehículos pesados, incluidos autobuses, en la RN-134 por el famoso ?socavón? en la carretera.

En Huesca queda abierto pro el día el túnel de Bielsa, un paso de tercer nivel que ha sido aprovechado para intentar cruzar a territorio español.

"PATERAS TERRESTRES"

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, admitía hace unos días en el Congreso de los Diputados que en 2004 se había observado un incremento importante del número de inmigrantes ilegales que pretendían entrar en España por las fronteras hispano-francesas. La mayoría de los ?sin papeles? intentan entrar a España por la frontera por el paso de la Junquera. En el Altoaragón, el caso más destacado fue la detención de un autobús con 47 rumanos que intentaban entrar en España ilegalmente.

La detención del autobús con 47 rumanos se produjo a principios del pasado mes de septiembre. Ante la falta de justificación de los motivos del viaje, los inmigrantes fueron acompañados por los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía al Centro de Cooperación Policial y Aduanero de Canfranc y devueltos a Francia a través de su entrega a la Policía Francesa.

El ministro José Antonio Alonso ha asegurado que 83.289 inmigrantes ilegales fueron detenidos en 2004 intentando entrar en España por la frontera francesa a España. La cifra es superior en un 65% a la registrada en 2003. ?La frontera pirenaica es una frontera interior de la Unión Europea y por ello, se permite la libre circulación de personas y mercancías, por la cual no se producen controles fronterizos en situaciones de normalidad?, explicaba el ministro Alonso.

Comentarios