Derrota del Forcusa Huesca en Baracaldo

2005031211 baracaldo.JPG

Era un desplazamiento complicado, pero además el equipo no estuvo a un buen nivel como en partidos anteriores y la defensa no fue el principal arma de los de Txema Senosiain que fueron haciendo la goma en el marcador y que el final perdieron por 30-27.

La clave fue sin duda también los problemas físicos del equipo con Nelson Espino que tuvo que jugar con una careta de protección para su nariz. Ibon Embil que sufrió un fuerte golpe en el cuello en el entrenamiento del jueves también estuvo mermado y algún otro jugador que está al límite por el gran esfuerzo que está haciendo la plantilla. En definitiva que todos estos problemas impiden al Forcusa Huesca jugar al cien por cien.

A pesar de todos los problemas, el conjunto oscense no le perdió la cara en ningún momento a su rival, uno de los candidatos al ascenso. El partido comenzó con dominio de los vascos que fueron siempre por delante en el marcador. La diferencia llegó hasta de seis goles en el primer tiempo, si bien al descanso se llegó con una renta de sólo un gol (15-14) para el conjunto local.

Fue en el inicio del segundo tiempo donde el Baracaldo se hizo fuerte y los problemas físicos hicieron mella en el Forcusa que al final no tuvo fuerzas para intentar la remontada. Y eso que estuvo arropado en las gradas por un buen número de seguidores oscenses que se desplazaron a Baracaldo.

Forcusa Huesca se medirá el próximo fin de semana al Ciudad de Logroño, equipo que se le resiste ya que de cinco enfrentamientos (dos el año pasado en Primera Nacional y este año tres contando dos amistosos y uno de liga) sólo se ha conseguido un empate la temporada anterior en tierras riojanas.

Comentarios