Walqa, 'laboratorio del futuro'

Walqa reivindica su condición de referente tecnológico en el sur de Europa; ésa es la filosofía con la que Aragón ha estado en Hannover (Alemania) durante los últimos días. El consejero de Ciencia y Tecnología, Alberto Larraz, negociaba con uno de los responsables de Microsoft en Europa, África y Oriente Medio, Patrick de Smedt, la instalación en Huesca de su centro tecnológico correspondiente al sur de Europa. Tiene su antecedente en el laboratorio de test de aplicaciones ITA-Microsoft.

Aprovechamos para hacer un recorrido por los trabajos que se están ejecutando en la actualidad en Walqa. El grupo de sistemas y servicios de comunicaciones móviles del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón se mueve en varias ramas: las comunicaciones móviles de tercera generación, las tecnologías inalámbricas de corto alcance y la planificación de redes de radiocomunicaciones. Vodafone, Teltronic y diversas instituciones trabajan en proyectos conjuntos con el equipo investigador de la Universidad de Zaragoza.

Uno de los temas de investigación es la fibra óptica, que se presenta como el futuro de las comunicaciones en las redes informáticas. Nuevo sistema que, a medio plazo, permitirá más rapidez. Para desarrollar esta investigación se cuenta con un laboratorio muy costoso repleto de osciloscopios y de todo tipo de aparatos que permiten plasmar de una forma visual cómo se transmite la información.

Incluso se investiga cómo crear en las viviendas una interacción más sencilla entre el ser humano y las máquinas. Uno de los proyectos que está en marcha es la creación de dispositivos que hagan posible la comunicación oral con el ordenador, una iniciativa que tiene diversas aplicaciones, como la posibilidad de que a través de nuestra voz podamos abrir una puerta.

También se trabaja en el desarrollo de un robot experto en rescates; es el denominado proyecto Expres. Un grupo de ingenieros investigan en colaboración del grupo de Robótica de la Universidad de Zaragoza. El robot está siendo preparado para intervenir en entornos peligrosos para el hombre. Tiene cuatro ruedas y está plagado de sensores. Se aplican técnicas de localización para que el robot pueda elaborar mapas y plasmarlos en la pantalla de un ordenador.

Es la actividad diaria en el Parque Tecnológico de Huesca, un espacio en el que se está construyendo el que será el edificio más grande de Walqa. Cuenta con un presupuesto de 9 millones de euros. El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, espera que pasado el verano esté terminado.

Comentarios