Cartas al director: “Por una ciudad para vivir”

Pilar Ortega Gómez

No sé si recordaran ustedes la plaza de la Calle Monasterio de Iguacel de Jaca. El grupo de gobierno del ayto. de Jaca PSOE-PAR decidió finalmente que el mejor uso para ese terreno era asfaltarlo para que los coches aparcaran allí. Después de meses han rebajado el bordillo por dos partes para que entren los coches.

Pero nadie aparca en la plaza, afortunadamente para los niños y niñas que, ellos sí, la emplean como zona de juegos. Y es lógico que nadie la use por que ¡no hay problemas de aparcamiento en la zona!

Donde sí los hay es en el centro de la ciudad. Ese que se están empeñando, los mismos responsables, en hacer una ?plaza? en cada esquina de las aceras que ensanchan, como si esto fuera una ciudad de cientos de miles de habitantes. Todos hemos defendido el acceso de los minusválidos y el adaptar la ciudad a sus necesidades. Como madre de niñas pequeñas, sé de la imposibilidad de pasar por muchas aceras con un simple carrito. Pero ¿no puede haber un punto medio entre que una silla de ruedas pueda dar la vuelta y hacer una pista de baile en cada esquina quitando más y más lugares para aparcar a los ciudadanos que vivimos en Jaca todo el año y a los ocasionales?. En lugar de estos parches por la ciudad, ¿no sería mejor un plan integral de movilidad para minusválidos?

La ciudad debe ser para los ciudadanos y no para los coches. Hasta allí de acuerdo. Pero, ¿no creen que están exagerando dejando un lugar tan estrecho para pasar con el coche como el de la calle Domingo Miral? Realmente llama la atención. Quizá sé querrá poner más fácil a la empresa que decida poner un parking ?-Mira, tendrán que aparcar aquí por que lo demás lo hemos puesto imposible?.

Volviendo al principio, ¿no creen que los niños, aunque no voten, y más estando en un entorno no precisamente privilegiado como es el del gueto de las viviendas sociales, pegadas a las de la Paz y casi pegadas al barrio San Jorge, se merecen una zona para jugar?

Nos prometieron zona de juegos, bancos, papeleras... De momento, después de casi 10 años de las últimas casas entregadas lo único que tienen los niños para jugar es esa plaza. No se la quiten por favor. Imagínense que ustedes viven en este barrio.

En cuanto a la zona de juegos nueva que se inauguró a bombo y platillo como la mayor de Huesca (no debe haber muchas) lleva con juegos rotos varios meses con el peligro para los pequeños que ello conlleva. Lo único que han puesto es una cinta para que no se pase, que no aguantó muchos días. Además no hay luz y hay una caseta peligrosa.

Solo pedimos que se tomen en serio su trabajo: Planificar, gestionar y cuidar la ciudad de todos.

Comentarios