Las vestiduras de la edad media de Roda de Isábena presentes en una exposición en el Palacio Real

El Palacio Real de Madrid inaugura este miércoles la exposición ?Vestiduras ricas?. Es esta una muestra rara, excepcional y única. Es única por ser la primera vez que se exhiben, conjuntamente, los fondos procedentes del Monasterio de las Huelgas (Burgos), de Santa María de Huerta (Soria) y de Roda de Isábena. Gracias a los tres se ha podido confeccionar una exposición sobre una de las más refinadas de las artes suntuarias de la Edad Media española: los textiles.

Las obras de ampliación y mejora del Museo de Telas Medievales del Monasterio de las Huelgas ha sido lo que ha propiciado la realización de esta exposición en la que la mayoría de las piezas mostradas son de esta institución.

Su rareza proviene de que dada la "fragilidad de los materiales", el número de los que llegan a nuestros días es escaso. A la vez, la calidad de las 40 piezas y objetos que se muestran, "los mejores que se conservan en España del siglo XIII".

Asimismo, en la muestra se incluyen diversos fondos provenientes de varios monasterios cistercienses de Castilla, de la parroquia de Roda, del Instituto Valencia de Don Juan, de los Museos Arqueológico Nacional y de Arte de Cataluña y de la Fundación Francisco Godia.

La exposición, comisariada por el profesor Joaquín Yarza, incluye piezas textiles no sólo del vestuario religioso sino también del civil, lo que la convierte en un escaparate de la evolución del traje y de la indumentaria del medievo.

La mayor parte de los textiles expuestos se encontraban en los enterramientos reales de las Huelgas pero también hay otros que tapizaron relicarios reales. El estado de conservación de estas piezas es excepcional, aunque a ello ha contribuido, además, el excelente trabajo realizado por los talleres de restauración que, respetando al máximo las piezas, han recuperado su esplendor antiguo.

La exposición, que permanecerá abierta hasta el 19 de junio, ofrece también un acompañamiento bibliográfico de códices y manuscritos que sitúan el contexto de la muestra y que, a su ves, están considerados auténticas joyas y alguno es original, como el Libro de la Cofradía de los Caballeros de Santiago, de Gamonal (Burgos) que, por primera vez, sale de su lugar de origen.

Comentarios