“Alto Gállego: Cien años de músicos populares” una exposición en Sabiñánigo

Desde este sábado se puede ver en la Sala Municipal de Arte de Sabiñánigo, la exposición fotográfica; Alto Gállego: Cien años de músicos populares? que organiza el área de cultura de la comarca. Se ha realizado con los materiales que el Archivo Pirenaico de Patrimonio Oral, ha ido recogiendo y reproduciendo en estos años. Se pretende que posteriormente visite el mayor número de localidades de este territorio.

Desde el Área de Cultura de Comarca Alto Gállego, dentro de la línea de actuaciones que se llevan a cabo para la recuperación del patrimonio inmaterial, destacan la recogida y puesta en valor de la tradición oral y la toponimia, optando por organizar ésta exposición como homenaje a esos músicos populares que amenizaron las fiestas de nuestra comarca.

El Archivo Pirenaico de Patrimonio Oral, se trata de una asociación cultural con sede en Sabiñánigo, cuyo objetivo es el estudio y recopilación de materiales relacionados con la cultura tradicional del Viejo Aragón, que comprende las comarcas del Alto Gállego y Jacetania. Su archivo consta de grabaciones digitales y analógicas realizadas desde los años ochenta hasta la actualidad, aproximadamente 200 horas, con las que han editado varios trabajos discográficos. Además, como complemento, dispone de abundante material gráfico, fotografías, postales antiguas, documentos y libros, con el que se ha realizado la presente exposición que organiza la Comarca Alto Gállego.

Para José Ramón Campo, presidente del Área de Cultura de Comarca Alto Gállego, "El músico popular constituyó durante siglos una pieza clave dentro de la cadena de transmisión de la cultura popular". Con el desmantelamiento de la sociedad tradicional, el papel del músico, curdionistas, violinistas y guitarreros y también el del cura y el maestro, fue perdiendo su antigua relevancia llegando a ser prácticamente desconocido para las presentes generaciones.

Los violinistas, juntamente con los guitarreros, eran el grupo más abundante. Muchos de nuestros lugares contaban entre sus vecinos con gente que con más tesón que nociones musicales, trastiaban este instrumento: Sasal, Senegüé, Acumuer, Yebra, Biescas... Como su tañedor, el violín cayó en el olvido, siendo hoy difícil encontrar violinistas en nuestros pueblos. Los guitarreros, aunque hoy nos parezcan meros acompañantes de otros músicos, durante el pasado siglo fueron artífices de innumerables sesiones de baile dentro de nuestra Comarca del Alto Gállego.

Comentarios