Cartas al Director :El olvidado Paseo de la Estación de Huesca

Alberto Romeo Inglán

Cuando RENFE (Ministerio de Fomento) decidió construir la Estación Intermodal de Huesca, solicitó al Ayuntamiento en 1997 la cesión de un terreno suficiente para ampliar las nuevas vías, 580m2, más terreno donde construir viviendas, con pingües beneficios con su reurbanización. Esta cesión se convirtió, ya en 1999, en un compromiso entre las dos partes para restaurar por completo el paseo al menos hasta el Banco Azul, nuevo alumbrado y mobiliario incluido. Suponía una inversión en 72000 de los actuales euros.

Por otro lado RENFE se comprometió a través de los constructores a colaborar con cierto porcentaje del paso entre las calles Teruel y Juan XXIII. RENFE decide que la obra del paseo no se puede concluir, ya que faltan una serie de elementos en el entorno de la estación y que deben realizarse con el dinero del paseo. Se supone que se disculpan al Ayuntamiento, que en 1999 lo debe comprender totalmente y no hace ninguna manifestación para que se cumpla el compromiso, perdiendo ese dinero.

Preguntado el gobierno en el año 2002 por el diputado de CHA, José Antonio Labordeta, el gobierno responde que en que se haga el proyecto de ejecución se procederá a la mejora del Paseo, después de haber mandado nuestro Ayuntamiento su propio anteproyecto.

Quizá ahora esperen que este proyecto que está en la ?vía muerta? de RENFE lo acometan en el proyecto del cuartel de Artillería o con las Harineras, recordamos que hay cierto dinero comprometido para el paso (más que el que se dispuso para el paseo). ¿No hay un malestar en el gobierno municipal? Se han conformado totalmente con que un ministerio, el de Fomento, donde su segundo, Víctor Morlán, tiene relaciones directas con sus compañeros de partido aquí en su ciudad. Hay un acuerdo totalmente incumplido, al cual se asintió que se pusiera el presupuesto para otro fin, pero no se tiene porque desistir en que se cumplan los compromisos administrativos firmes.

No nos resignamos a que el dinero lo ponga el bolsillo de los oscenses, y seguramente a costa de suelo público para financiar la obra, como en otras operaciones de permuta milagrosa. El alcalde y sus concejales han errado, en vez de favorecernos la coyuntura de gobiernos socialistas en comunidad autónoma y central parecen agachar la cabeza y no sacar pecho. Eso si tenemos unas vallas muy bonitas para saber donde limita un paseo arruinado con unas vías novísimas.

Alberto Romeo Inglán

Comentarios