Elboj se reúne con las empresas que urbanizarán la Plaza Tarragona

2005031920 tarragona.jpg

El alcalde de Huesca, Fernando Elboj, se reúne a primera hora de este lunes con los titulares de las empresas implicadas en la urbanización de la Plaza Tarragona, los constructores Víctor Sarvisé y Antonio Bernad. Elboj anunció en el último pleno municipal que esta semana empezarían las obras en el solar.

El objetivo de la reunión, a la que también asisten los equipos técnicos del consistorio y de las empresas constructoras, es la próxima ejecución de las obras de la Plaza Tarragona; una de las asignaturas pendientes de la ciudad de los últimos años.

El último escollo que ha tenido que superar la Plaza Tarragona ha sido el problema jurídico planteado por el Gobierno de Aragón, que ha exigido al Ayuntamiento oscense 6.000 metros cuadrados de los terrenos municipales del Cuartel de Artillería por la cabañera desclasificada de la zona del frontal del Hospital San Jorge.

El pleno municipal que aceptó las exigencias del Gobierno de Aragón enfrentó duramente al equipo de gobierno y a la oposición. La concejala de urbanismo, María Jesús Tovar, explicaba que al Ayuntamiento no le quedaba otra salida que el acuerdo político, siempre mejor que la confrontación en los tribunales con una administración, el Gobierno de Aragón, que es de quien se depende una ciudad como Huesca para ejecutar sus grandes proyectos. Tovar también decía que el primer paso para la desclasificación de la cabañera lo da la Consejería de Medio Ambiente, dependiente del PAR, y no la de Economía, gobernada por el PSOE.

El portavoz del PAR en el Ayuntamiento de Huesca, Fernando Lafuente, reconocía que el primer paso para la desafectación parte de Medio Ambiente, pero es la Consejería de Economía la que tiene la última palabra sobre la cuestión, y el compañero de Fernando Elboj, Eduardo Bandrés, decidió llegar hasta el final con el asunto de la cabañera, aun a riesgo de torpedear la plaza Tarragona.

Para Lafuente detrás de todo este problema estaba la falta de comunicación del alcalde con el Gobierno de Aragón, con las consejerías del PAR y con las del PSOE.

Mucho más crítica fue la Concejala de Chunta Aragonesista a la hora de analizar la operación. Azucena Lozano decía que la DGA le hace un chantaje a la ciudad y que el Gobierno de Aragón se va a financiar gracias Ayuntamiento de Huesca, porque le arranca a la ciudad 2,6 millones de euros. Lozano añadía que la fotografía de Fernando Elboj con el cartel de la Plaza Tarragona le costará a Huesca 446 millones de pesetas, que es lo que dejará de ingresar por la construcción de viviendas en el cuartel de Artillería.

La portavoz nacionalista, en una intervención muy dura, hablaba de puñalada con premeditación y alevosía al Ayuntamiento y de una desclasificación de una cabañera del todo punto ilegal, a la hora de referirse a la reclamación del Gobierno de Aragón de su parte de edificabilidad en el frontal de San Jorge por la existencia de una cabañera.

No menos crítico con este asunto era el portavoz del PP, Roberto Bermúdez de Castro, quien hablaba de atraco por parte del Gobierno de Aragón, y recordaba que desde el año 1995 hay un convenio entre la DGA y el Ayuntamiento de Huesca por el que el área de Presidencia del GA destina 2,1 millones de euros a Huesca. Sin embargo, con la cesión del Ayuntamiento de 6.000 metros cuadrados de edificación el Gobierno Aragonés, este último consigue 2,6 millones de euros de los oscenses poniendo, además, en riesgo el desbloqueo de la Plaza Tarragona.

A Fernando Elboj le recordaba el Portavoz popular, Roberto Bermúdez de Castro, que cuando fue investido como Alcalde dijo que en 6 meses solucionaría el problema de la Plaza Tarragona y ya han pasado 70, que a una asamblea vecinal presentó una solución al problema hace dos años y la plaza sigue siendo hoy un patatal, y que la fotografía con el cartel que anunciaba el desbloqueo inminente de esta signatura pendiente se la hizo hace 675 días.

Comentarios