Marcelino Iglesias apuesta por la combinación “protección-nieve” para mantener vivo el Pirineo.

2005032319 marcelino.JPG

El espacio dedicado a la practica del esquí en el Pirineo aragonés representa el 0,32 de su superficie total. Así lo asegura un estudio que se ha realizado para Aramón y que ha sido uno de los argumentos del presidente de la DGA, Marcelino Iglesias, para destacar que, a su juicio, ?este bajo porcentaje de ocupación del territorio pirenaico por parte de las estaciones contrasta con el 35% de su espacio que se encuentra protegido y que va a ser ampliado?

Marcelino Iglesias, ha querido con este dato, ratificar su apoyo a los proyectos que se están ejecutando y que están vinculados con el mundo de la nieve.

El informe encargado por Aramón indica que el pirineo tiene una superficie de 10.596 kilómetros cuadrados, mientras que las cinco estaciones de alpino de Huesca suman 34,549. La estación más grandes es Cerler, con 11,079 km2, seguida de Formigal con 9,139, Astún ocupa 5,762, Panticosa 4,441 y Candanchú 4,126 km2

El informe establece una altitud superior a los 800 metros para definir el concepto de montaña. Uno de los aspectos que detalla es que ? el esquí requiere fuertes inversiones de innovación tecnológica?..

En declaraciones a Radio Huesca Digital, Iglesias ha destacado que, "vamos a ampliar las zonas de protección en el Pirineo, pero en esos espacios donde tenemos actividad económica de nieve y que están ocupados desde hace más de treinta años, va a seguir habiendo actividad ?. Iglesias incluso ha confirmado que la comarca del Sobrarbe contará con una nueva estación.

El Gobierno aragonés remitirá a las Cortes de Aragón, a lo largo de las próximas semanas, los proyectos de modificación de las leyes de Urbanismo y de Ordenación del Territorio con el fin de posibilitar la integración en ambos textos de las directrices que elabora el Ejecutivo autonómico para la protección de los espacios montañosos de la comunidad.

Comentarios