CHA reivindica el servicio de pediatría en Sobrarbe y Ésera

Joaquín Palacín, Secretario de Organización de CHA-Sobrarbe, considera que el Gobierno de Aragón debe hacer atractivas mediante medidas compensatorias este tipo de plazas para que nuestros hijos estén en igualdad de condiciones a la hora de recibir un servicio de calidad y evitar largos desplazamientos para poder hacer uso de ellos.

Los habitantes de las Zonas de Salud de Sobrarbe (Ainsa y Lafortunada) y el Valle del Ésera (Graus y Castejón de Sos) deberían poder hacer uso del servicio de pediatra de Área que se creó en agosto de 2000.

La especialista en pediatría que se incorporó a ese puesto cesó a petición propia el 16 de junio de 2002. Desde noviembre de 2002, se ofertan las revisiones del programa del niño sano desde el Centro de Salud de Barbastro, a los niños más pequeños, de las cuatro Zonas de Salud afectadas.

Para Joaquín Palacín, Secretario de Organización de CHA-Sobrarbe y afectado por esta situación, ?lo que podríamos considerar que era una situación coyuntural se ha convertido en una ausencia de servicio de pediatría en nuestras Zonas de Salud, de más de dos años, con los consiguientes trastornos que supone para los padres y los hijos el tener que desplazarnos regularmente hasta Barbastro?.

A pregunta escrita del portavoz de CHA en la Comisión de Sanidad de las Cortes de Aragón, Ángel Sánchez, la Consejera de Salud y Consumo, Luisa Mª Noeno Ceamanos ha remitido la siguiente respuesta: ?Desde el 16 de junio de 2002 se ha intentado contratar a un pediatra, buscando en esta y en otras Comunidades Autónomas, y no se han encontrado profesionales interesados en esa plaza. Hasta este momento la plaza de Pediatra de Área de Graus, Castejón de Sos, Ainsa y Lafortunada no ha podido ser cubierta, pese a haber sido ofertada a todos los pediatras inscritos en las bolsas de empleo de la Comunidad Autónoma, y a otros muchos no inscritos en bolsas de empleo. La Dirección de Atención Primaria del Sector de Barbastro sigue realizando gestiones para cubrir, si es posible, la plaza vacante de pediatra de área, y en cualquier caso está garantizada la cobertura asistencial a la población en edad pediátrica conforme a los recursos disponibles?.

Joaquín Palacín, considera que ?la paciencia de los padres tiene un límite que en este tema se ha rebasado hace meses, porque el problema de fondo es muy grave, un problema que siempre pagamos los mismos, los habitantes de los pueblos y de comarcas como las nuestras, que vemos en este como en otros aspectos como sufrimos unos insuficientes servicios públicos, que nos obligan a desplazarnos a las ciudades si queremos hacer uso de los mismos?.

Palacín se pregunta: ¿De quien es responsabilidad el hacer que la plaza de pediatra de estas Zonas de Salud sea atractiva para que se cubra? ¿Por qué la Consejería de Salud y Consumo no pone en marcha medidas compensatorias para este tipo de puestos que se desarrollan en diferentes zonas de Salud con la consiguiente necesidad de desplazamiento de los profesionales?. Mientras el Gobierno de Aragón sepa dar solución a estas preguntas, quien se ve obligado a desplazarse somos los padres que tomamos la decisión de tener hijos desde el mundo rural, unos hijos que no están en igualdad de condiciones a la hora de recibir un servicio de calidad.

Comentarios