La Pasión de Jesús en dioramas

Los claustros del convento de Santa Teresa, en la plaza de Navarra de Huesca, acogen hasta el próximo domingo una exposición de catorce dioramas de la Semana Santa, realizados por los miembros de la Asociación Belenista Oscense. Una exposición que ha llegado a su décima edición y que, en esta ocasión, cuenta con un diorama nuevo: el Descendimiento.

Muchas horas de trabajo, arte y creatividad se esconden tras estos catorce dioramas. Las figuras son las mismas de otros años, pero el escenario en el que se desarrollan cada uno de los momentos de la Pasión varía cada año. Los visitantes podrán encontrar en la exposición los momentos más destacados de la Pasión de Jesús. Se parte del Bautismo, y se recogen escenas de la Entrada de Jesús en Jerusalén, la Última Cena, la Oración en el huerto, Jesús ante Pilatos, la Flagelación, la Coronación de Espinas, la Crucifixión, el Entierro y finalmente, la Resurrección.

En esta ocasión, se han realizado dos pequeños guiños al espectador. Al fondo del diorama de la Entrada de Jesús en Jerusalén aparece el Salto del Roldán, y en la Caída de la calle de la Amargura, se ha recreado la Costanilla de Lastanosa de Huesca, incluyendo el arco que cruza esta pequeña calle.

Este es el décimo año que se celebra esta exposición, que se podrá contemplar hasta el próximo domingo, de 7 a 9 de la tarde. Nació la muestra de Dioramas con el título de ?Drama de la Pasión?, junto con el Certamen de Bandas de Cornetas y Tambores de Huesca. Posteriormente, un año se enseñó junto al Colegio Salesiano, y desde el año 2000 se instalan en los claustros del convento de Santa Teresa. Este año, además, hay nombres de nuevos artistas para estos dioramas, lo que da idea del auge que vive la Asociación Belenista Oscense.

Comentarios