Reunión del Comité Ejecutivo y La Junta Directiva de la CREA en Canfranc

2005032828 reunión jaca.jpg

El Comité Ejecutivo y la Junta Directiva de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) mantienen este martes sendas reuniones oficiales en Canfranc. El encuentro de los máximos dirigentes empresariales aragoneses encabezados por su Presidente, Julián López Babier, se llevará a cabo en la emblemática Torre de Fusileros, en la carretera N-330 y a la entrada del túnel internacional del Somport, y tiene como objetivo mantener viva la demanda de mejora de las comunicaciones fronterizas con Francia y seguir mostrando la unidad que los empresarios reivindican en un asunto de vital importancia para el desarrollo económico de la Comunidad aragonesa. Se trata por ello de un acto simbólico, pero que va mucho más allá, ya que los órganos de Gobierno de la CREA defienden que las comunicaciones entre Francia y España por el Pirineo aragonés son muy rentables para todos los sectores productivos y sociales.

En esta línea de acción, la CREA, a través de su Comité Ejecutivo y de su Junta Directiva, vuelve a llamar la atención para que no se apague ninguna voz que tenga como fin hacer de la unión el principal argumento para pedir ante el Gobierno español, el francés y ante Bruselas que se lleven a cabo todas las acciones y las obras necesarias para atajar las dificultades técnicas que en este momento tienen las carreteras en el lado galo y para abrir nuevas vías que sean propias del siglo XXI.

A lo largo de la reunión se reiterará la ?obligación? que tenemos los empresarios aragoneses de decir siempre algo más, así como de ofrecer todo el apoyo a las instituciones aragonesas para que un socavón en la RN-134 (tramo francés) no colapse o eclipse el desarrollo de un territorio ni sirva de excusa para no corregir las muy deficientes comunicaciones que actualmente existen con Francia. Asimismo, se plantearán nuevos compromisos para que la mejora de las infraestructuras con Francia, y especialmente las de carreteras, permitan hacer un ?verdadero? Plan de Infraestructuras entre España y el resto de Europa, en el que por muchas y variadas razones geoestratégicas, nunca puede estar fuera Aragón.

Desde la CREA se considera que con un diseño lógico y técnicamente bien hecho, sobre el que los empresarios aragoneses ya han dado ya los primeros pasos a través de las recientes alegaciones al Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), se puede empezar a romper las habituales reticencias de las autoridades francesas para con los pasos fronterizos por Aragón. Igualmente, desde la CREA se entiende que la coincidencia de los agentes sociales (empresarios y sindicatos), junto a las instituciones políticas y la sociedad aragonesa, en general, en ampliar y modernizar los pasos fronterizos debe ser la mejor arma para acometer sin demora el problema de fondo que desde hace décadas domina las relaciones entre Francia y España a la hora de ejecutar nuevas vías por Aragón.

Comentarios