892 hm3 de reservas nivales en el Pirineo

Las evaluaciones en la Cordillera Cantábrica y las cuencas del Gállego y el Segre indican un aumento en las reservas respecto a la primera medición de febrero. En concreto, la evaluación para la Cordillera Cantábrica (Cuenca Alta del Ebro) sitúa las reservas a mediados de marzo en 61 hm³. En los Pirineos (Cuenca del Ebro) se alcanzan los 892 hm³. La Confederación Hidrográfica del Ebro controla los espesores de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos a través del Estudio de Reservas Hídricas procedentes de la Innivación en alta montaña

Según los datos del informe sobre la segunda medición de los espesores de nieve en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos, realizada entre los días 16 y 19 de marzo, la Cuenca del Ebro cuenta con unas reservas nivales de 953 hm³.

Estos datos muestran una situación similar a la observada tras la primera medición entre los días 4 y 5 de febrero en la que se recogían unos 957 hm³. Sólo se destacan aumentos respecto a esa primera medición en la Cordillera Cantábrica (de 49 a 61 hm³) y en las cuencas del Gállego (de 98 a 111 hm³) y del Segre (370 a 401 hm³).

En general se ha detectado una acumulación del orden del 60% respecto a las mediciones del año pasado, excepto en las cuencas del Aragón y Noguera Pallaresa, donde los datos son similares a los de 2004. Hay que recordar que en 2003 y 2004 se recogieron los datos máximos de la serie de mediciones de la Confederación, mientras que los datos actuales reflejan situaciones similares a años anteriores.

La Confederación Hidrográfica del Ebro realiza desde 1987 tres mediciones anuales para traducir los espesores en datos sobre reservas hídricas en forma de nieve, a través del Estudio de Reservas Hídricas procedentes de la Innivación en alta montaña (ERHIN). La medición más importante es la que se realiza a finales de mayo por ser la que indica con más precisión el agua que aportan las reservas de nieve a la Cuenca.

Cuencas

En concreto, la evaluación para la Cordillera Cantábrica (Cuenca Alta del Ebro) sitúa las reservas a mediados de marzo en 61 hm³. En los Pirineos (Cuenca del Ebro) se alcanzan los 892 hm³.

Por cuencas los valores son los siguientes.

Cuenca del Gállego: 98 hm³ en febrero a 111 en marzo, un 64% del 2004

Cuenca del Aragón: 216 hm³ en febrero a 166 en marzo, un 6% inferior al 2004

Cuenca del Cinca: 225 hm³ en febrero a 214 en marzo, un 43% del 2004

Cuenca del Alto Cinca: 129 hm³ en febrero a 123 en marzo, un 43% del 2004

Cuenca del Ésera: 96 hm³ en febrero a 91 en marzo, un 44% del 2004

Cuenca del Segre: 370 hm³ en febrero a 401 en marzo, un 68% del 2004

Noguera Pallaresa: 241 hm³ en febrero a 277 en marzo, igual al 2004

Noguera Ribagorzana: 88 hm³ en febrero a 87 en marzo, un 49% del 2004

Las mediciones se realizan a finales de enero o principios de febrero (la primera), mediados de marzo (la segunda) y finales de mayo y traducen la lectura de los espesores de nieve a través de 115 pértigas instaladas por la Confederación Hidrográfica del Ebro en la Cordillera Cantábrica y Pirineos.

Comentarios