Mejor salario y reconocimiento social para las monitoras de comedores escolares

Medio centenar de monitoras de comedores escolares volvían este martes a concentrarse ante las puertas del servicio provincial de Educación en Huesca, en la plaza de Cervantes. Por tercera vez en lo que va de mes, reivindicaban no sólo mejoras en sus salarios, sino también en el reconocimiento que la sociedad tiene de su trabajo. De no llegar a acuerdos con el Gobierno de Aragón y las empresas, irán a la huelga, a partir del día 4 de abril.

El colectivo de monitoras de comedor está cumpliendo el calendiario elaborado cuando comenzaron las movilizaciones. Este martes se celebraba la última de ellas y el único avance conseguido es el compromiso de una reunión con DGA y Patronal este jueves, en la que tienen puestas pocas esperanzas.

Si no hay acuerdo en esa reunión del jueves, ya hay convocada una huelga que comenzaría el 4 de abril, y que se desarrollaría durante seis días. Si tampoco entonces hay entendimiento, la huelga será indefinida y continua desde el 14 de abril.

Las monitoras de comedor, que trabajan unas tres horas cada día, cobran menos de 7 de euros por hora. Pero, además de un aumento de sueldo, solicitan un mayor reconocimiento social de su trabajo.

Los sindicatos, UGT y CCOO, que solicitan que la patronal haga un esfuerzo para llegar a un acuerdo en el Segundo Convenio Colectivo de este sector, piden un aumento salarial que llegue hasta los 11 euros por hora.

Las monitoras de comedores escolares no sólo vigilan a los niños en el rato del comedor. También les enseñan a lavarse manos y dientes, a comer, a manejar los cubiertos, a saber disfrutar de todas las comidas, a tener una buena postura sentados, a comportarse, a integrarse en los juegos y en la relación con los demás niños. Además, juegan con ellos antes o después de la hora de la comida, y deben improvisar entretenimiento, sobre todo, los días de lluvia.

Comentarios