El pleno municipal ratifica la alerta roja por la escasez de agua en Huesca

2005033030 valdabra.jpg

Pasan los días, sigue sin llover, se instala de nuevo en el entorno de la capital el anticiclón y el Ayuntamiento ratifica en Pleno que Huesca tiene un problema de abastecimiento. Como ha dicho el Alcalde, Fernando Elboj, la actual situación de escasez no se puede repetir. Las reservas de Vadiello han llegado a cotas preocupantes y ello ha obligado al consistorio oscense a tomar decisiones drásticas. El próximo lunes el Alcalde de se reúne con la Confederación Hidrográfica del Ebro, la Subdelegación del Gobierno y Gobierno de Aragón para articular las medidas necesarias que permitan asegurar el abastecimiento de la ciudad en el futuro.

El Ayuntamiento de Huesca concurre a esta reunión con la idea de tomar agua del Canal del Cinca, en concreto de Valdabra, como ya apuntaba este miércoles Radio Huesca Digital.

El Alcalde ha apuntado que no está cerrado a que se pongan en marcha otros procedimientos entre los que figurarían la utilización de aguas subterráneas, pero el proyecto de Valdabra, y su traída hasta la ciudad, se antoja como el más viable.

Elboj dice que aunque mañana comenzara a llover y se solucionara el problema de las reservas de Vadiello la ciudad exigirá que se ponga en marcha la solución que elimine cualquier incertidumbre futura sobre el abastecimiento de agua de la ciudad.

Al consistorio le preocupa la situación actual, pero teme que en el verano la sequía se recrudezca y nos encontremos ante un grave problema. Para entonces sería difícil que la solución de Valdabra estuviera en marcha. De hecho se ha estudiado ya un plan de emergencia que supondría la expropiación urgente de los terrenos por los que atravesaría la nueva traída de aguas y la ejecución de forma provisional y rápida de las obras con máquinas especiales. Pero de una u otra manera estaríamos hablando, en el mejor de los casos, de 6 ó 7 meses.

En todo caso, el agua de Valdabra no es de la misma calidad que la de Vadiello, pues el paso del canal por zonas agrícolas supone, casi con toda seguridad, la presencia de nitratos, lo que obligaría a la potabilización del suministro. El problema es que Huesca no cuenta con potabilizadora.

Vadiello tiene ahora 2,6 hectómetros cúbicos de agua, situación similar a la del pantano hace dos años, cuando la ciudad estuvo a punto de sufrir restricciones y situación también por la que pasó el embalse en el mandato de Luis Acín.

Comentarios