Cartas al Director: El campo agoniza a la espera de ayudas

Esteban ANDRES SOTO.

Secretario General de ASAJA Aragón-

Los agricultores y ganaderos están sufriendo la sequía más dura conocida en más de cuatro décadas. Las peores previsiones se han cumplido y las tímidas lluvias de la Semana Santa, que apenas nos han dejado de a 8 a 12 litros, no han resuelto absolutamente nada.

Desde ASAJA y durante varias semanas toda la Organización está pendiente de actuaciones de todo tipo para intentar paliar los cuantiosísimos daños que recaen directamente sobre un sector maltrecho, desanimado y ruinoso económicamente.

Finalmente la Mesa de Seguimiento de Producciones Agrarias se va a celebrar el próximo martes 12 de este mes de abril-05. ASAJA va a presentar un panorama tan desolador como realista.

Las administraciones cada una a su nivel, deberán de una vez por todas, decidir y concretar el modelo de agricultura que desean en el campo y cómo hacer para que los jóvenes se incorporen y evitar así el despoblamiento galopante del medio rural.

Que faltan recursos para la agricultura y la ganadería es obvio, que en el desarrollo rural que se pretende el sector agrario pierde entidad es otra realidad, pero lo constatable es que sin financiación para la competitividad y modernización de las explotaciones y para pagar los servicios medioambientales limitantes de la agricultura y factor de encarecimiento de las producciones agrarias, el campo sin ayudas no sobrevivirá.

¿Es factible la vida en los pueblos, sin una agricultura y ganadería solventes?. Desde ASAJA consideramos que no., El desarrollo rural, que por cierto se nutre de fondos de la PAC de los agricultores, desdeña frecuentemente al sector agrario que tiene una participación mínima.

Si añadimos que también la financiación de la Red Natura 2000 bebe de estos fondos con un coste de más 6.100 millones de euros, se comprende fácilmente la falta de voluntad política y financiera de ayudar al sector.

La Mesa de la Sequía no puede plantear el poner un parche a la situación y mirar para otro lado. El sector agrario con sequía y también sin sequía agoniza y sobran intermediarios y faltan productores profesionales y relevo generacional. Como ha dicho el Consejero Arguilé ? no sobran alimentos, sobra hambre-

-

Comentarios