Los católicos oscenses muestran su dolor por la muerte del Papa

Este domingo por la mañana, tenía lugar la segunda misa de Pascua, en la que se celebraba la resurrección de Cristo, no sin un halo de dolor por la muerte del Papa. El Obispo de Huesca, Jesús Sanz ha tenido unas palabras en las que ha resaltado que si bien es cierto que la Iglesia católica ha perdido un padre, están celebrando la resurrección de Cristo, Él vive y no están huérfanos. El obispo celebrará una misa oficial de la diócesis por el fallecimiento del Pontífice, el lunes en Huesca, y el martes en Jaca, además de habilitar un libro en el que los fieles católicos podrán expresar sus condolencias.

La catedral de Huesca acogía en la mañana del domingo una gran multitud de fieles católicos que bajo la dirección del obispo de Huesca y Jaca Jesús Sanz, celebraban la octava, o segundo domingo de Pascua, con un eco triste por la muerte del Papa.

Jesús Sanz, obispo de Huesca hacía un homenaje al pontífice que se repetía también por la tarde, con unas palabras de ánimo en las que reiteraba que la Iglesia Católica ha perdido un padre, precisamente en este momento en el que celebran la resurrección de Cristo, por ello, están tristes, pero deben mantener la esperanza y recordar que no son huérfanos. Además hacía alusión a la frase que el Papa proclamó al comienzo de su pontificado desde la plaza de San Pedro: ?No tengáis miedo, abrir las puertas a Cristo?, y le ha calificado como un hombre apasionado de Dios y del hombre, concluyendo con un llamado a la esperanza.

El lunes, a las 20h de la tarde, en la catedral de Huesca, se celebrará una misa oficial de la diócesis por la muerte del papa. Previamente se realizará un rosario aproximadamente a las 19.15h. El martes y en el mismo horario, se celebrará en Jaca.

Además desde el lunes, en horario de mañana y tarde se pondrá a disposición de los fieles católicos un libro de condolencias en el que podrán firmar.

Comentarios