Las Cortes estudian la creación de un grupo de trabajo para evaluar el índice de pobreza en Aragón

La Comisión de Economía de las Cortes de Aragón decide este martes, la posible creación de un grupo de trabajo interdisciplinar que ?aborde en profundidad el análisis de la pobreza y la vulnerabilidad social en Aragón, con objeto de disponer de un diagnóstico acertado de la situación actual?, según reza la iniciativa presentada por CHA. En Aragón, entre 25.000 y 30.000 personas tienen ingresos inferiores a 281 ?, lo que significa que viven en la pobreza extrema. Otras 140.000 personas están por debajo de larenta media de 562 ? mensuales.

En este sentido, esta moción, que está dirigida al Gobierno de Aragón, también incluye la petición de ?profundizar en las posibilidades de aplicación de la denominada Renta Básica de Ciudadanía, plasmando las conclusiones en un informe a elaborar y presentar a los grupos parlamentarios en el plazo de un año?. La iniciativa también pide introducir en la síntesis de indicadores que elabora periódicamente el Instituto Aragonés de Estadística (IAE) ?aquellos que permitan contemplar la evolución de la pobreza en Aragón?.

CÓDIGO DE BUEN GOBIERNO PARA LAS EMPRESAS PÚBLICAS

Posteriormente, la Comisión de Economía de las Cortes debatirá una propuesta del PP en la que solicita la inclusión de un total de veintidós medidas en el próximo Proyecto de Ley de Medidas Administrativas y Tributarias del 2006 para establecer un denominado código de buen gobierno para las empresas públicas.

Estas medidas se proponen bajo la idea de que ?la rentabilidad de las empresas parece estar relacionada positivamente con las percepciones sociales respecto de su comportamiento cívico?, circunstancia que, para los populares, hace que ?el buen gobierno y la transparencia corporativa sean herramientas de gestión que deben ser incorporadas y asimiladas por todos, ya que afecta a todos en general: empresas privadas y públicas, trabajadores y administraciones públicas?.

?Esta reflexión -continúa la iniciativa- es también exigible para el Gobierno de Aragón, sus empresas y entes públicos que, además de administrar sus competencias con rigor y eficacia, deben de controlar más el gasto público. Si la transparencia es un condicionante necesario para una buena gestión en las empresas privadas, a pesar de existir el mercado, lo es mucho más en el sector público aragonés, que no tiene al mercado como juez para su eficacia?.

Comentarios