Los viajes cortos en coche aumentan el nivel de contaminación

Un viaje de 5Km en automóvil emite 10 veces más dióxido de carbono por pasajero que un autobús y 25 veces más que un tren. En las ciudades se usa con demasiada frecuencia el automóvil, incluso en las ciudades pequeñas. Es cierto que los vehículos motorizados son esenciales para la vida moderna, pero un uso más responsable del coche puede hacer las ciudades más limpias de CO2 y más sanas y seguras para vivir.

El 80% de los automóviles en el mundo pertenecen al 20% de la población mundial, principalmente en los países ricos.

La movilidad siempre ha sido un aspecto importante de la actividad humana y un factor cambiante que se desarrolla y mejora de manera constante. Con el tiempo, los medios de transporte se han multiplicado, han crecido en tamaño y en potencia.

Para paliar en parte los efectos nocivos de los vehículos, hay algunas recomendaciones útiles, como caminar o usar la bicicleta más a menudo. Las bicicletas son el medio de transporte más eficiente en el uso de energía, ya que el 80% de la energía utilizada se transforma en movimiento.

También es interesante compartir el automóvil, de forma que varias personas utilicen el mismo vehículo para desplazarse al mismo tiempo, utilizar el transporte público, o comprar vehículos más eficientes, dándoles además el mantenimiento adecuado, para lo cual, antes de adquirir uno, debemos averiguar cuál es la eficiencia energética, la contaminación generada, o la vida media esperada del automóvil o motocicleta.

Además es muy importante la conducción responsable. Evitar acelerar o frenar con brusquedad, ya que la conducción agresiva, además de peligrosa, demanda un consumo de combustible considerablemente mayor y genera más contaminación.

Apagar el motor si se debe esperar más de 30 segundos y no esperar demasiado para cambiar de velocidad son otros buenos consejos.

Comentarios