El PP de Jaca denuncia la política de “clientelismo y engaño” del alcalde

El grupo popular en el Ayuntamiento de Jaca denuncia la política de "clientelismo" y de "engaño" que practica el alcalde, Enrique Villarroya. Los populares han observado "irregularidades" en la concesión de diversas licencias de obra. "El alcalde ha concedido licencias de obra en contra de los informes técnicos y, además, ha soslayado a las Comisiones Informativas de Urbanismo y del Casco Histórico, llegando incluso a esconder la verdad y a engañar a los miembros?, afirma el concejal popular Luis Enrique Lope.

El primer caso "sospechoso" se remonta a 2002 cuando se concede una licencia para tres viviendas unifamiliares adosadas con garaje. Dos años después, en una Junta de Gobierno (28-01-04), se solicita la ampliación de la licencia para realizar el garaje y el trasero en el sótano de cada piso; una petición que incumplía la normativa, por lo que se denegó. "Aunque, asombrosamente hay que indicar que las obras se estaban realizando en esos momentos", critica Lope.

En junio de ese mismo año, se desestima el recurso de reposición que había interpuesto la propiedad ante la imposibilidad de la ampliación. Un año después, las cosas empiezan a cambiar. En la comisión de Urbanismo del pasado 7 de febrero, se concede el recurso extraordinario de revisión, donde se constataba una vez más por los técnicos municipales el incumplimiento de la normativa. "Sin embargo, el alcalde quiere legalizar la obra ya ejecutada; y, ante la negativa del PP y mayor estudio", señala el concejal popular. "Dos días después -añade- la junta de Gobierno estima el recurso extraordinario de revisión y curiosamente se concede la licencia".

La segunda "irregularidad" se refiere al vallado exterior de 'Villa Margarita'. En una comisión de agosto de 2003, se informa sobre el cierre de la finca de forma negativa por incumplir la normativa sobre el vallado exterior (la valla ya está realizada). Los técnicos municipales aseguran que no cumple con los requisitos obligatorios. "A pesar de ello, el alcalde busca argumentos para que sea legal ante la oposición de los técnicos y de los grupos PP y CHA. Asimismo, anuncia que solicitará un informe técnico para estudiarlo en una nueva comisión", recuerda Lope.

?Unos días después, - según el PP- en la comisión del 18 de agosto de 2003, se propone que se presente una licencia de obra para el cierre de la parcela de acuerdo al informe municipal. Una semana más tarde, en la Junta de Gobierno, se anuncia la paralización de las obras de vallado hasta su legalización. El tema se queda aparcado hasta marzo de 2004, cuando en otra Junta de Gobierno se estima el recurso de reposición interpuesto por 'Villa Margarita' contra la resolución de alcaldía y se legalizan las obras del cierre del edificio?.

El tercer caso tiene está relacionado con la fachada de la c/ Bellido, nº 26 (edificio donde se encuentra la sede del PSOE). En una comisión de Seguimiento del Plan Especial del Casco Histórico de marzo del año pasado, se indica que se están realizando obras en este edificio, con el objetivo de dejar la mampostería a la vista. "Esto es, la propiedad quería dejar la fachada de piedra, algo que prohíbe las ordenanzas municipales del Plan Especial de Conservación y Mejora del Casco Histórico de Jaca", explica. Asimismo, Lope recuerda que este plan supone la definición del marco urbanístico estable para garantizar que todas las intervenciones, tanto de la administración como de los particulares, respetarán y estarán en consonancia con el legado histórico de la ciudad. "Todos los componentes de la comisión expresan su oposición de dejar la piedra a la vista, menos el alcalde que lo apoya. No obstante, al ver a toda la comisión en contra, plantea llevar el tema para un próximo encuentro con el fin de estudiar el asunto más a fondo", añade.

En la Junta de Gobierno del 31 de marzo de 2004 se concede la licencia para ocupar los 32 metros de la vía pública con andamios (aunque ya estaban colocados días atrás) para la restauración de la fachada. Un mes después, en una nueva Junta de Gobierno, se concede la licencia para reparar la fachada. "Algo asombroso si además tenemos en cuenta que la obra ya estaba terminada", afirma Lope. Ese mismo día se reúne la comisión de Seguimiento del Plan Especial del Casco Histórico y los miembros preguntan al alcalde sobre los últimos pasos. "Villarroya respondió que los técnicos informarán de todo en la comisión y que en ésta se decidirá sobre las actuaciones", apunta. "Sin embargo -añade-, ocultó información y faltó a la verdad porque ya había concedido con anterioridad la licencia de obra por resolución de alcaldía. Así, cuatro horas antes lo había puesto en conocimiento de la Junta de Gobierno, donde están representados todos los grupos menos el Partido Popular".

Para los populares, estos tres casos son ejemplos claros de cómo el alcalde "oculta información", ?engaña? y, además, "incumple" la normativa vigente.

Comentarios