Misa y audición de música polaca en honor a Juan Pablo II en Torreciudad

El Santuario de Torreciudad ha celebrado este sábado una Misa funeral por el eterno descanso del Papa Juan Pablo II, oficiada por el rector Javier Mora Figueroa y concelebrada por otros cuatro sacerdotes. A la Eucaristía han asistido numerosos fieles de localidades vecinas y peregrinos que se encontraban visitando en ese momento el santuario, como cincuenta jóvenes de una parroquia de Alcorcón de Madrid y las alumnas y padres del colegio Aura de Tarragona.

Una vez concluida la ceremonia, la organista titular, Maite Aranzábal, ha ofrecido un breve recital para rendir homenaje al Sumo Pontífice, en el que ha destacado la interpretación al órgano de varias piezas de música polaca. La primera, Appel di Jasna Gora, dirigida a la Virgen de Czestohowa, que se venera desde 1384, en el santuario Jasna Gora y que significa "monte de la luz". La segunda, Czarna Madonna, himno polaco a la Virgen de Czestohowa, y por la que el Santo Padre sentía especial devoción. En otros momentos, también se han escuchado el AVE de Fátima y Lourdes, dos santuarios marianos a los que el Papa acudió en varias ocasiones.

En el santuario ya se ha apagado el cirio colocado desde el día que falleció el Santo Padre, que prendía junto a una imagen suya situada frente a la escalinata del altar mayor, y hasta la que los fieles se acercaban para rezar un responso preparado para la ocasión. Además, los peregrinos también han podido leer algunos de los mensajes que el Papa envío a Torreciudad con ocasión de las quince ediciones celebradas sobre la jornadas marinas de la familia, así como copias de cartas escritas por cientos de jóvenes que le mandaron a Juan Pablo II desde Torreciudad con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud en París en el año 1997.

Comentarios