Gran victoria del Forcusa Huesca ante el Villa de Aranda (34-33)

2005040909 munuera - iglesias.jpg

En el último segundo, con un gol de Nelson Espino, el BM Huesca conseguía una victoria que le permite evitar de forma matemática el descenso directo y la próxima semana en la pista del Costa Blanca se podría producir ya oficialmente la permanencia en la División de Honor B evitando también la promoción. El triunfo ante los amarillos de Aranda le sirve a los de Txema Senosiain para subir incluso un peldaño más en la clasificación donde ahora serán octavos.

Partido emocionante y gran ambiente en el Palacio de los Deportes con unos 2.000 aficionados en la grada que no pararon de animar al equipo oscense. Estuvo en el palco el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, que presenció el triunfo en directo del Forcusa Huesca y que había aceptado la invitación que le realizó en su día la directiva que preside Ignacio Munuera. Las buenas relaciones con la DGA pueden servir para contar con el respaldo de esta institución en un futuro y demostrar que el BM Huesca está haciendo bien las cosas y ha conseguido enganchar a una afición que vibra con el equipo.

Además no faltó en el palco el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, acompañado por varios concejales, el subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, y el presidente de la Federación Aragonesa de Balonmano, Félix Brocate.

En lo que fue el partido las cosas comenzaron muy bien para los locales que se pusieron con un claro 4-0. Tomaron la delantera en el marcador los de Txema Senosiain que sorprendieron a un rival que despertó poco a poco y consiguió reducir la renta de hasta seis goles del BM Huesca para dejarla en 18-16 al descanso. No estuvo fina la defensa ni los porteros lo que propicio la remontada visitante.

Se repitió la historia en el segundo periodo. Tras unos minutos igualados el Forcusa tomó la delantera de nuevo y se fue con un claro 27-23. Parecía que podía resultar definitivo, pero no fue así. Tras el 30 ?26 los errores volvieron a aparecer y el Villa de Aranda los aprovechó para conseguir nivelar el encuentro a 33. Tuvo la última posesión el conjunto burgalés pero entre Rey Enrique y el poste el balón no entró y fue entonces cuando al contragolpe Nelson Espino aprovechó en el último segundo para hacer el definitivo 34-33 ante la alegría de la parroquia oscense.

Con esta victoria se ha evitado ya de forma matemática el descenso directo y la semana que viene en Alicante se puede asegurar la permanencia definitiva.

Comentarios