El campo pasa por uno de sus momentos más críticos en los últimos 30 años

2005040910 campo.jpg

Agricultores y ganaderos reconocen que la situación en el campo esta primavera es dramática, dadas las condiciones adversas del tiempo; adversidades en forma fundamentalmente de ausencia de lluvia. Invierno extremadamente seco y primavera que lleva los mismos pasos. La falta de agua ha provocado que muchas cosechas del secano ya se hayan perdido mientras que las previsiones en el regadío son nefastas. Los regantes que han apostado por cultivos hortícolas tienen en el aire inversiones de 3.000 euros por hectárea, tal y como reconoce César Trillo, presidente de Riegos del Alto Aragón.

Joaquín Alcubierre, presidente de la cooperativa Carnes Oviaragón, apunta que la sequía es la mayor inquietud que existe en estos momentos en el sector ganadero, junto con la incertidumbre en torno a la nueva PAC (que comenzará a aplicarse de forma genérica el 1 de enero de 2006).

Las organizaciones agrarias inciden en que cada semana que pasa sin llover la situación no sigue igual de mal sino que empeora, ya que el día cada vez es más largo, lo normal es que suban las temperaturas y el verano está más cerca, sin que el grado de humedad y las reservas en los embalses aumenten.

Los sindicatos plantearon a la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, durante su visita a Aragón la posibilidad de reunirse de forma urgente. Ésta los emplazaba a un encuentro que se desarrollaría tras la Mesa de Seguimiento de las Producciones Agrarias (este martes, 12 de abril).

La reunión de este foro (Mesa de Seguimiento) es la segunda que va a tener lugar en pocas semanas, dada la situación que se vive en el campo aragonés por culpa de la sequía. En el Departamento de Agricultura hay enorme preocupación porque el problema es genérico a toda la Comunidad Autónoma; el consejero Gonzalo Arguilé reconoce que es el principal problema al que se ha enfrentando durante los 6 años que lleva en el cargo.

En la anterior Mesa se fijó la posibilidad del abandono de tierras hasta en un 50 por ciento. Ahora las organizaciones agrarias defienden un abandono en el regadío de hasta el 70 por ciento (incluso del 75 por ciento).

Comentarios