El Gobierno de Aragón cifra en 90 millones de euros las pérdidas por la sequía

20030329campo.jpg

La Mesa de Seguimiento de las Producciones Agrarias ha celebrado un nuevo encuentro con el fin de analizar la situación generada a raíz de la sequía existente en toda la Comunidad Autónoma aragonesa. Situación más grave que hace unas semanas (cuando se convocó la primera reunión), ya que las precipitaciones de lluvia han sido prácticamente insignificantes en este tiempo.

El Gobierno de Aragón ha cifrado las pérdidas en el sector primario en 90 millones de euros, lejos de la estimación realizada por el sindicato ASAJA Aragón, que habla de 500 millones de euros.

Se ha perdido la cosecha en muchas parcelas de secano y la previsión de cultivo en el regadío es mala, dada la escasez de reservas hídricas en los embalses. Las organizaciones agrarias demandan complementos de ayuda de 120 euros por hectárea de regadíos, 30 por hectárea de secano y 15 por cabeza de ganado ovino-caprino. Se habla también de aumentar el abandono de tierras hasta el 70 por ciento.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Luis Alonso, reconoce que en la margen izquierda del Ebro a su paso por Aragón la situación de los embalses está lejos de lo reflejado en años precedentes. Paradójicamente, en las Comunidades Autónomas y Foral de Navarra (aguas arriba de Aragón) hay más reservas que en otros años.

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, quita hierro al problema; quiere desdramatizar argumentando que para hablar de pérdidas queda tiempo hasta octubre, momento en el que comienzan los cobros por la cosecha de cebada y de trigo, y hasta enero de 2006, instante en el que los agricultores cobrarán lo correspondiente a los cultivos de verano.

Comentarios