Más precoces

Ana Sánchez Borroy

Hace unos días, en Radio Huesca hablábamos de un programa piloto que se pondrá en marcha en Huesca el próximo curso escolar para prevenir el consumo de drogas. Lo novedoso de la iniciativa era que el programa de prevención se va a impartir a partir de primaria, es decir, a partir de seis años. No es un programa de prevención de drogas para jóvenes, ni siquiera para adolescentes. Es un programa de prevención de drogas para niños.

Ahora, hemos sabido que el día 29 de abril habrá un taller de prevención de violencia de género en Huesca. En este caso, el taller está dirigido a jóvenes a partir de 16 años. Puede resultar sorprendente, pero los expertos que trabajan cada día en estos casos han aplaudido ambas iniciativas. Tanto en consumo de drogas como en malos tratos machistas, los expertos se muestran preocupados porque los protagonistas de estas pesadillas son cada vez más jóvenes. Por eso, en ambos casos, hay que prevenir cada vez antes.

¿Cómo se habla de drogas a un niño de seis años? ¿Cómo se habla de malos tratos a un adolescente de 16 años? Los educadores aseguran que no hace falta hablar explícitamente de drogas para prevenir que un niño de seis años las consuma en un futuro; se trata de enseñarles a elegir, de educarles en salud. En el taller de prevención de violencia en la pareja joven, no se hablará sobre casos extremos que acaban con el asesinato de la víctima, sino de actitudes, de gestos que implican una dominación machista.

Si esas iniciativas son necesarias, las aplaudimos. Pero quizá deberíamos plantearnos qué tipo de sociedad hemos creado y qué tipo de educación estamos dando para que esas iniciativas se hayan convertido en necesarias.

Comentarios