El Salud fomentará el uso de la tarjeta sanitaria en el médico y en la farmacia

2005041313 sanitaria.jpg

El Departamento de Salud y Consumo, a través del Servicio Aragonés de Salud y con la colaboración de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, inicia la campaña informativa sobre identificación del usuario mediante la presentación de la tarjeta sanitaria en el médico y en la farmacia. Con el lema "La tarjeta sanitaria, buena para tu salud" se han editado 1.500 carteles y 20.000 folletos que serán distribuidos en centros sanitarios y farmacias.

Con esta iniciativa, el Departamento de Salud pretende insistir en la necesidad de que haya un uso racional del medicamento, mantener el fomento de los genéricos y de la prescripción por principio activo. A lo largo del año pasado se emitieron 22 millones de recetas. Un 71% de la población utilizó al menos una receta farmacéutica. De la prescripción, un 14% fueron genéricos y un 11% fue por principio activo.

La tarjeta sanitaria se exige en las farmacias desde diciembre de 2003 y en un año se ha pasado del 69 al 91% de usuarios identificados. Con esta línea de trabajo se mejora la calidad de la información sobre el consumo farmacéutico, lo que permite gestionar mejor e informar a los facultativos, además de disponer de datos fiables que facilitan los instrumentos de control y, con ellos, la realización de estudios de interés sanitario. En el uso de medicamentos influyen la edad, el sexo, la situación laboral y el entorno urbano. Así por ejemplo, las mujeres consumen más medicamentos que los hombres, lo que se justifica porque viven más años y la edad condiciona el consumo. En nuestra Comunidad Autónoma, las mujeres constituyen el 51% de la población, son el 57% de los mayores de 65 años y el 63% de los de más de 80.

Es importante subrayar, igualmente, que el hábito del tabaco condiciona de manera importante el uso de algunos fármacos, como los destinados al tratamiento del asma o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Así, este grupo de medicamentos supuso en 2004 un gasto de cerca de 20 millones de euros, 6,5% del total, de los que más del 81% corresponde a mayores de 55 años y ha crecido un 14% en 2004 con relación a 2003. Por edad y sexo, se encuentra que hasta los 55 años no existe una diferencia significativa, pero a partir de esa edad el consumo en hombres aumenta de forma muy superior al de mujeres, hasta dos veces y media más. Este incremento se debe a secuelas producidas por el hábito del tabaco muy superior en hombres que en mujeres en esa franja de edad.

En cuanto a la evolución de las tarjetas sanitarias, desde las transferencias han aumentado un 5,9% (69.706 tarjetas más). El incremento medio por día es de 63 nuevos usuarios y es previsible que a 31 de diciembre de 2005, el aumento haya sido de 20.000 tarjetas, por lo que habrá alrededor de 1.275.000 usuarios del sistema sanitario público. Entre 2003y 2004, ha aumentado un 1,6%, la mayoría en el segmento de menores de un año, el 5,3% y el número de extranjeros creció un 29,3%. La situación actual de la población asegurada es que los menores de 15 años representan el 12,4%, el 66,2% tiene entre 15 y 64 años, los mayores de 65 años son el 21,3% del total, la población activa constituye el 71,3% y un 7% de los usuarios son extranjeros.

Comentarios