La Colegiata de Alquézar se somete a la rehabilitación de las capillas laterales y la nave central

2005041313 alquezar.JPG

El Plan Directorio de la Colegiata Santa María la Mayor de Alquézar, declarada Monumento Nacional Histórico Artístico, ha iniciado esta semana las obras de rehabilitación de una nueva fase, para las que se cuenta con un presupuesto de 637.000 euros y un plazo de ejecución de 16 meses, financiados por la consejería de Cultura del Gobierno de Aragón. Se trata de una de las fase más importantes y laboriosas por la dificultad del acceso a los lugares en los que se va a acometer los trabajos.

Las obras, de las que se encarga la UTE formada por las empresas Codesal y Rafael Vega, consisten en la restauración de la nave central, las capillas laterales, así como la recuperación de elementos destacados del edificio, deteriorados a causa de antiguas filtraciones de agua y el envejecimiento propio de un monumento de estas características y que, según explica el alcalde de la villa, Mariano Altemir, requería una urgente reparación.

Dentro del Plan Directorio ya se han rehabilitado las cubiertas, las torres, el claustro, las pinturas murales del mismo, y se ha llevado a cabo la restauración de los retablos románicos de Santa Ana y Santa Engracia. Una vez finalicen los trabajos de esta nueva fase, tan sólo quedará por rehabilitar los exteriores, que afectan a las torres homenaje, la muralla y la ermita de la Magdalena, ubicada en la parte alta del congosto.

Este Plan Directorio data de 1990 y divide la restauración de la Colegiata en diversas fases de las que, a pesar de que deberían haber finalizado las obras hace varios años. Elemento arquitectónico, que data del último tercio del siglo XI, y uno de los más visitados en Aragón después de la Basílica del Pilar, Torreciudad, San Juan de la Peña y el castillo de Loarre.

Comentarios